El Jefe Eres Tú
19 de junio de 2017 13:47

Los pasteles que toman cualquier forma

Estefanía Guevara es una de las propietarias del negocio que se especializa en postres y pasteles. Foto: Patricio Terán / ÚN

Estefanía Guevara es una de las propietarias del negocio que se especializa en postres y pasteles. Foto: Patricio Terán / ÚN

Redacción El jefe eres tú

Osos, perros, carteras... y hasta zombies. Cualquier forma que se imagine, puede convertirse en un pastel en Postres Dolce Valentina.

Hace cinco años, Estefanía Guevara y su esposo, Andrés Osorio, luego de graduarse de la carrera de gastronomía de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), decidieron emprender su negocio.

El primer contrato que firmaron, cuenta Guevara, fue con la Corporación Financiera Nacional (CFN) para la elaboración de bocaditos y unos postres que tenían forma de botella.

Las primeras creaciones las subieron a MercadoLibre.com y, poco a poco, los pedidos comenzaron a llegar y la exigencia también comenzó a crecer.

Con una inversión de unos USD 2 000 -que se destinaron para la compra de una batidora profesional comprada en EE.UU.- arrancó el negocio. A esto se sumaron los implementos de repostería que el matrimonio tenía gracias a sus estudios universitarios.

La habilidad de Osorio les permitió cada vez ir elaborando pasteles más complejos.
Por ejemplo, unos clientes les pidieron elaborar un pastel en la forma de la casa de la película animada ‘Up’. Pese a que fueron días extenuantes de trabajo, dice Guevara, lograron cumplir con el pedido del cliente.

Postres Dolce Valentina todavía se mantiene en el negocio de catering para eventos. Por ejemplo, realiza bocaditos para bodas y otros compromisos.
Guevara cuenta que las ventas varían de acuerdo al mes. Por ejemplo, en diciembre y febrero -en los que se celebran Navidad, Año Nuevo y el Día del Amor y la Amistad- la facturación puede ir entre los USD 1 500 y 2 000.

El negocio es un ingreso adicional a los trabajos del matrimonio. Guevara se dedica a dar clases de repostería y Osorio administra un restaurante.

Vanessa Chuqín Aguirre, cosmetóloga, es clienta de Postres Dolce Valentina. Ella cuenta que en cuatro ocasiones el negocio le ayudó con sus pedidos, incluso, fueron los encargados de realizar su pastel de bodas. Además, cuenta que ha pedido pasteles en formas de helado o de superhéroes para diferentes eventos.

Cristina Carrera, ingeniera en economía, hace unas semanas compró un pastel en forma de implementos de barista (profesional que elabora café) y cuenta que quedó más que satisfecha.