En La Casa
14 de septiembre de 2017 12:13

Sin agua no viven las mascotas

Los perros y gatos deben tener agua fresca disponible en todo momento. Foto:  Ingimage

Los perros y gatos deben tener agua fresca disponible en todo momento. Foto: Ingimage

Redacción Tendencias

La deshidratación puede causar complicaciones graves de salud para los animales de compañía. El agua es un líquido esencial para el funcionamiento del organismo de todos los seres vivos.

Según Andrea García, médica veterinaria, la deshidratación puede ocurrir por dos factores: poca ingesta o pérdida excesiva de agua. Este último puede presentarse si las mascotas tienen vómito, diarrea o si el clima es demasiado caliente.

Esta condición provoca que la concentración de líquidos (en el cuerpo de los perros es cerca del 80%) no esté balanceada. “Puede afectar riñones, huesos, sistema gastrointestinal, presión sanguínea, corazón, entre otros órganos del cuerpo”, dice.

Una forma para detectar la deshidratación en casa es levantar suavemente la piel en la zona del cuello, detrás de la cabeza o entre los omóplatos. Si el perro está bien hidratado, la piel volverá a su posición normal inmediatamente, pero si no es así hay que llevarlo al veterinario.

En el consultorio, los veterinarios realizan un examen más específico que les permite saber si están deshidratados. En ciertos casos se administran fluidos a través de sueros. “Mientras tratamos de solucionar la falta de agua en el cuerpo, hay que encontrar la causa”, señala García.

Una infección, problemas en los riñones, diabetes y otras enfermedades pueden provocar síntomas de deshidratación en las mascotas.

Consejos para prevenir

1. Coloque un plato lleno de agua fresca todos los días. Ubíquelo en un espacio accesible y con sombra.
2. Lave los platos de su mascota todos los días para evitar la formación de bacterias.
3. Use platos con un peso en el fondo para evitar que su mascota los derribe y se quede sin agua en el día.
4. Si sale de viaje o a caminar, lleve una botella de agua para su mascota.
5. Ponga  atención a la cantidad de agua que toma su perro. Generalmente deben beber 1 onza por libra de peso al día. Si hace mucho calor, coloque cubos de hielo para mantener el agua fría.