En La Casa
14 de septiembre de 2017 12:22

Una ducha teléfono a la voz de ya

Primero hay que armar el pedestal  y el soporte de la ducha. Ajuste y refuerce las roscas con teflón.

Primero hay que armar el pedestal y el soporte de la ducha. Ajuste y refuerce las roscas con teflón.

Redacción En la casa

La ducha telefóno es una variación de las duchas comunes, cuya demanda crece debido a la nueva configuración de las viviendas, cada vez más chicas y estrechas.

La razón es simple: debido a su constitución (la ducha propiamente dicha más un cable metálico extensivo) puede sacarse de su pedestal y alcanzar partes del cuerpo humano que la regadera normal no lo hace. Se acomoda, asimismo, a espacio más estrechos o reducidos.

El cambio o colocación de una ducha no es una tarea difícil si se sigue un método apropiado, explica Carlos Toapanta, de MegaKywi.

El trabajo se inicia cerrando la llave del medidor antes de realizar los trabajos.

1.- Se saca la ducha que está defectuosa.
2.-Luego se coloca el neplo en el hueco de la pared.
3.-Puesto el teflón se coloca la manguera de metal.
4.-Se ajusta el tubito donde irá el cable flexible metálico.
5.-Se coloca el mango que va unido al flexible.
6.-Se ajustan las llaves centrales del agua.
7.- Se coloca el soporte a la altura requerida
8.-Una vez colocada la ducha se comprueba su funcionamiento.