En Las Aulas
27 de diciembre de 2017 13:10

¡Por inocentes, mis chullas!

El 28 de diciembre, desde la Colonia, se celebra el Día de los Santos Inocentes. ¿Las bromas han pasado de moda?

El 28 de diciembre, desde la Colonia, se celebra el Día de los Santos Inocentes. ¿Las bromas han pasado de moda?

Redacción En las aulas

Las tradiciones quiteñas deben mantenerse. Una de ellas es el desfile el Día de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre, fecha que recuerda la matanza de niños que se produjo, según los datos de la Biblia, por orden de Herodes.

Desde la Colonia, en Quito y otras ciudades del país se realizan desfiles con pasayos, música, personajes y loas con gracejo, para comunicar la alegría del nacimiento de Cristo quien, gracias a sus padres, José y María, le salvaron del martirio.

En Quito, en el siglo XX, proliferaron las inocentadas; es decir, bromas entre las personas, episodios que, con el advenimiento de la modernidad, han perdido vigencia. Intentemos algunas ‘chulladas!

TIEMPO DE REÍR
Indumentaria. 
Los payasos llevan máscaras, ropas especiales con bolas rojas y azules, pelos rojos por los lados y tremendos chorizos elaborado de tela y algodón… Caminan por las calles del Centro Histórico de Quito, alegres, contentos y recitan algunas coplas, preparadas con toda seguridad por algún chulla.

CORTEJO Y MÚSICA
Baile.
 Al ritmo de una banda de pueblo intervienen en el cortejo varios personajes: el payaso, el diablo ocioso, el mono, la vieja chuchumeca, el capariche y la vaca loca. Y todos danzan de un lado a otro, mientras el público aplaude y se divierte con las ocurrencias de los payasos y el contenido de las coplas.

‘LECCIONES’
Fiesta.
 Las piruetas continúan, al son de la música popular. Se oyen algunas coplas:
¡Payasito,  payasón, dame pronto la lección en la esquina de la estación!
¡Ni tan santos  ni inocentes, cuenten, cuenten los espantos para todas las gentes!

CHUCHUMECA
Jolgorio.
 Y las coplas continúan: ¡Ya viene la chuchumeca! ¡Ya viene la chuchumeca! ¡Abran paso, que se asoma la meca!
Vieja beata.  La chuchumeca es un joven disfrazado de vieja beata, quien grita a los cuatro vientos: ¡Por inocentes, por inocentes! Y el desfile continúa.

CAPARICHE
¡Bailen, bailen,  vecinitos al ritmo del que sabemos, con los impuestos ya no podemos!
¡Soy el capariche dulzón!  He salido a festejar y a asustar al cabezón! El capariche era un chulla que barría las calles de Quito, con escoba elaborada con chilcas y otras matas que encontraba en el camino.


MÁS LECCIONES

¡Diablo ocioso,  cara de oso mantecoso y goloso!
¡Fiera guambra  carishina amiga de los varones! ¡Payasito que no valís a tu mama te parecís! No te metas con mi madre. ¡Chuchumeca cara de manteca, toma por ser maricueca! ¡Y más carcajadas!