Futbolero
16 de mayo de 2018 08:51

Delfín es la esperanza en la copa

El volante Andrés Chicaiza fue el autor del gol ante Atlético, en Manta. Foto: AFP

El volante Andrés Chicaiza fue el autor del gol ante Atlético, en Manta. Foto: AFP

Mauricio Bayas

Delfín logró el primer triunfo de local en su primera participación internacional. El martes 15 de mayo del 2018, el equipo ‘cetáceo’ venció 1-0 al Atlético Nacional en el Jocay.

La victoria del equipo manabita, por la quinta fecha del Grupo B, le permitió sumar siete puntos y meterse en la pelea por la clasificación a la siguiente ronda.

El único gol del partido lo anotó el volante Andrés Chicaiza, a los 19 minutos del primer tiempo. Fue en una jugada en la que remató desde afuera del área.
Así el equipo dirigido por el entrenador argentino Fabián Bustos logró adelantarse en el marcador.

Desde el arranque del partido, los manabitas buscaron el arco rival. En el primer ataque, el delantero Carlos Garcés cabeceó desviado frente al arco. Sin embargo, la movilidad del atacante y los rápidos desbordes de los laterales cetáceos fueron claves para la generación de espacios.

El jugador de Delfín Luis Chicaiza Morales (i) celebra un gol con sus compañeros durante un encuentro de la Copa Libertadores. Foto: EFE

Celebración del gol durante el encuentro de la Copa Libertadores. Foto: EFE

Chicaiza volvió a ser el futbolista clave en el medio campo. Además del gol generó salidas permanentes con el balón y sus ideas generaron fútbol ofensivo.  En el segundo tiempo, el equipo ‘verdolaga’ salió a buscar el arco de Pedro Ortíz. Contó con tres oportunidades claras, pero las intervenciones del golero manabita y el poste salvaron el triunfo.

Los minutos finales fueron dramáticos. Delfín terminó el partido encerrado en su arco y cuidando su único gol.

El triunfo fue festejado por Bustos y sus pupilos. Delfín ha logrado dos triunfos históricos ante los afamados Colo Colo, de Chile, y el martes con el Atlético Nacional.

¿Qué necesita para clasificar? Aunque pareciera imposible, las matemáticas le dan para soñar. Un triunfo en la última fecha ante Bolívar, en la altitud boliviana, le permitiría avanzar directo. Caso contrario tendrá que jugar con los números.