Futbolero
12 de septiembre de 2017 13:34

Los albos llegaron a Brasil tras un largo viaje

Foto de los jugadores de Liga durante su desayuno. Tomada de @LDU_Oficial

Foto de los jugadores de Liga durante su desayuno. Tomada de @LDU_Oficial

Redacción Deportes

De Quito a Bogotá y después a Río de Janeiro. Un viaje larguísimo y que tenía a los jugadores de Liga pidiendo a gritos una cama y una ducha.

Los albos llegaron esta mañana (07:40) a Río de Janeiro para medirse el jueves con Fluminense, en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana. El viaje se inició ayer cerca de las 18:00 cuando salieron desde Tababela. ¡Larguísimo!

En su periplo a tierras cariocas, los muchachos tuvieron complicaciones: el vuelo demoró en una de sus escalas y al final llegaron dos horas después de lo previsto a Brasil.

Por ello, en la mañana reinaba el silencio en la concentración del equipo en el Sheraton Rio de Leblon, una lujosa comunidad de Río, muy cercana a las hermosas playas del denominado país-continente.

Según el reporte de Andrés Villamarín de radio La Red, los futbolistas pasaron inmediatamente a sus habitaciones a dejar las maletas y, como el hambre era importante, bajaron al comedor del hotel para servirse el desayuno.

Luego, según la planificación del cuerpo técnico de Pablo Repetto, los muchachos tenían libre la mañana para descansar y reponerse de la larga travesía.
En la tarde, (tipo 17:00) estaba previsto que el equipo se mueva en la cancha del Flamengo, el archirrival del Fluminense.

Mañana, en cambio, se tiene planificado que los albos realicen el reconocimiento de la cancha del estadio Maracaná, el escenario del partido.

“Llegamos muy cansados, ha sido un viaje intenso, pero venimos con todas las ganas de hacer un gran partido”, declaró el defensa central uruguayo, Horacio Salaberry, quien será titular en el juego del jueves.

En cambio, el capitán del equipo Hernán Barcos, quien anda loco por volver a las canchas, considera que Liga está capacitada para volver a dar otro ‘Maracanazo’. Hay que recordar que los albos se han dado dos vueltas olímpicas en dicho escenario y justamente ante el ‘Flu’: la Libertadores 2008 y la Sudamericana del 2009.

Mientras tanto, el cuadro carioca sigue con la venta loca de las entradas para el juego. Hay mucha pica en la ‘torcida’ del Fluminense que quiere que su equipo -de una vez por todas- someta a los universitarios.