Las Últimas
24 de agosto de 2017 09:53

Comerciantes de Quito ya tienen reina

Shirlkey Ruiz es la nueva Soberana de los comerciantes quiteños. Foto: Ana Guerrero / ÚN

Shirlkey Ruiz es la nueva Soberana de los comerciantes quiteños. Foto: Ana Guerrero / ÚN

Redacción Últimas Noticias

Los comerciantes de los mercados de Quito tuvieron una fiesta con todas las de ley, incluyendo una reina bien vivaracha, Shirley Ruiz. La pachanga fue en Fundeporte.

La Soberana representaba al Comité del Pueblo y se ganó la corona entre 28 aspirantes de los centros de abastos, ferias y plazas comerciales del Distrito. Llegaron desde cerquita, como La Cuadras y también desde las lejuras, como El Quinche.

La ganadora dio un mensaje clarito: que todos le entren al deporte, por salud y para fomentar la unidad entre los compañeros.

Shirley I no trabaja de planta en el Centro de Comercio Comité del Pueblo. Allí tiene un puesto su tía y ella le ayuda.

Actualmente, la joven está buscando un trabajo fijo para poder estudiar. Quiere dedicarse a la rama de la hotelería y el turismo. Así contó luego de la coronación, a cargo del coordinador de la Agencia de Coordinación Distrital del Comercio, coronel Luis Montalvo.

La elección de la reina fue uno de los eventos más esperados por cientos de vendedores, quienes ayer llegaron desde tempranito a las instalaciones del sur. Como parte del certamen, las chicas, de entrada, desfilaron con un traje típico.

Las galas típicas de Cayambe y de princesas del Sol fueron las más escogidas por las candidatas. La banda por el mejor traje se la llevó la representante del mercado de Yaruquí, Adriana Proaño. Ella, más tardecito, también ganó el título de señorita Confraternidad.

A la hora del traje de luces y el mensaje respectivo, unas estaban nerviosas y hasta se les olvidó el discurso. Otras, en cambio, dieron un mensaje bien templado y llegador. Una de ellas fue Soraya Guachacal, del mercado Bellavista. Empezó su intervención saludando en kichwa y se llevó el aplauso de la muchedumbre. Y eso que cada quien tenía su candidata.

La distinción como señorita Simpatía fue para Jhoselin Arias, representante del centro de abastos de San Roque. Estaba de ñaña con la Reinita, pues ambas escogieron un vestido rojo.

Aunque la coronación fue el acto más esperado, en la fiesta de los caseros hubo de todo: juegos (para grandes y chicos), títeres, deporte, música y harto baile. Como se tomaron el día libre y no abrieron los puestos, se la gozaron.

Al pie del escenario instalado en Fundeporte, bailaban y coreaban los temas interpretados por Jaime Enrique Aymara. El artista estuvo en la entrega de las bandas y aprovechó para la foto con la Señorita Simpatía, la representante de su barrio, dijo.

Los guaguas de los comerciantes también andaban de fiesta, con las caritas pintadas y saltando en los inflables. La pachanga, como bien decía la invitación, fue un evento para compartir en familia.