Las Últimas
19 de junio de 2017 09:53

Assange cumple cinco años en la embajada de Ecuador en Londres

Varias personas se manifiestan en frente de la embajada ecuatoriana en Londres, Reino Unido hoy 19 de junio de 2017. Foto: EFE

Varias personas se manifiestan en frente de la embajada ecuatoriana en Londres, Reino Unido hoy 19 de junio de 2017. Foto: EFE

Agencia DPA

Julian Assange cumple este lunes, 19 de junio del 2017, cinco años de encierro en la embajada ecuatoriana en Londres tras buscar refugio allí de la Justicia de Suecia, pese a que hace un mes este país dio por concluidas sus investigaciones contra el fundador de WikiLeaks.

El nuevo gobierno en Quito ratificó el asilo político a Assange, que era buscado por denuncias de delitos sexuales y aún permanece en la legación porque la Policía de Reino Unido le comunicó que será arrestado si sale. Sin embargo, el presidente Lenín Moreno, le advirtió que no debe emitir pronunciamientos políticos sobre Ecuador y sus amigos, después de que durante la reciente campaña electoral el periodista australiano se pronunciara de forma burlona sobre su adversario en las urnas, el derechista Guillermo Lasso.

Moreno dijo al día siguiente de su asunción el 24 de mayo que hacía un pedido "respetuoso" a Assange para que "no intervenga en la política ecuatoriana ni en la política de los países amigos". "Su condición no le permite hablar acerca de la política de los países, menos del nuestro", advirtió. En otra rueda de prensa, el 29 de mayo, el mandatario calificó a Assange de "hacker" y dijo que es una actividad que rechaza, pero añadió que a pesar de ello Assange podrá "seguir como asilado". El calificativo disgustó a Assange, quien replicó en la red Twitter que "publicar pruebas de corrupción no es hackear". "Soy periodista y editor. Ni siquiera Estados Unidos me tilda de hacker", señaló.

Además indicó que "los ecuatorianos pueden estar seguros de que si WikiLeaks obtiene pruebas de corrupción en Ecuador, las publicará". No hubo otros pronunciamientos oficiales sobre estas últimas declaraciones, pero analistas en Ecuador consideran que si no cumple con estos requerimientos, su condición de asilado político terminará.

Así opinó ex canciller José Ayala Lasso, quien censuró que Ecuador permitiera hasta ahora a Assange dar ruedas de prensa y entrevistas y llegar a tratar "de forma indolente, inclusive irrespetuosa, al presidente". Julian Assange llegó a la misión diplomática de Ecuador en Londres el 19 de junio de 2012 con una carta para el presidente Rafael Correa, en la que le solicitaba asilo por temer por su vida,
ya que consideraba que podía ser llevado a Estados Unidos desde Suecia, país que lo estaba procesando por presuntos delitos sexuales. Assange publicó en 2010 miles de despachos diplomáticos y cables militares secretos de Estados Unidos sobre las guerras en Irak y Afganistán.

Al momento de poner pie en la legación ecuatoriana,Assange rompía un arresto domiciliario impuesto por el Reino Unido, cuya justicia se abocaba a extraditarlo a Suecia. Dos meses más tarde, Ecuador formalizó el asilo diplomático que marcaba una nueva vida para Assange, recluido en una pequeña oficina acondicionada para vivienda, en donde ha pasado ya cinco largos años.