Las Últimas
27 de junio de 2017 19:11

Reproducen la rana Jambato considerada extinta hace 30 años

Fotos del Centro Jambato y reproducción del Jambato negro para la página del Ministerio del Ambiente. Foto: Pavel Calahorrano / ÚN

Fotos del Centro Jambato y reproducción del Jambato negro para la página del Ministerio del Ambiente. Foto: Pavel Calahorrano / ÚN

Agencia AFP

Una rana endémica muy común de los páramos de Ecuador, que hace tres décadas fue considerada como extinta, está siendo reproducida por primera vez en cautiverio, lo que alienta a lograr la reproducción de otras especies en peligro.

“Para la conservación de las especies del Ecuador aún hay esperanzas”, dijo el martes a la prensa el ministro ecuatoriano del Ambiente, Tarsicio Granizo, al visitar el Centro Jambatu de Investigación y Conservación de Anfibios, donde herpetólogos tuvieron éxito en la reproducción de la Atelopus ignescens (jambato negro de páramo).

La rana, de color negro y vientre entre amarillo y rojo, a la que se podía ver con mucha facilidad incluso en los alrededores de Quito, prácticamente desapareció a finales de la década de 1980.

“Al jambato negro se consideraba una especie extinta porque no se lo volvió a ver más”, explicó a la AFP Lola Guarderas, coordinadora del centro científico, ubicado en el valle de Los Chillos, en las afueras de la capital.

Pero “después de 28 años se la volvió a encontrar” en un sitio que las autoridades mantienen en reserva, añadió.

En 2016, 43 individuos fueron hallados en un área de 5 km y llevados al Centro Jambatu, en el que luego de varios intentos ahora se registra la eclosión de huevos de la rana, que adulta llega a medir entre 4,5 cm (los machos) y 6 cm (las hembras) y que pertenece al grupo de anfibios cuya piel contiene potentes químicos.

“Ya tenemos 500 renacuajos de una sola pareja”, indicó Guarderas con emoción.

Jambatu también promueve desde 2012, aunque todavía sin éxito, la reproducción de la Atelopus nanay (arlequín triste), otra de las especies de anfibio también en riesgo de desaparecer.

“Varias especies disminuyeron sus poblaciones y algunas se reportaron como extintas”, como el caso del jambato negro, indicó el ministro Granizo, quien destacó que su país figura entre los que tienen mayor biodiversidad del mundo.

En Ecuador existen casi 600 especies de ranas, de las cuales 186 enfrentan el riesgo de extinción, según el ministerio del Ambiente. La destrucción del hábitat, la contaminación y el cambio climático están entre las principales amenazas para los anfibios.