Noticias
2011-03-31 09:45:13

Un rondador de historias

LosLos habitantes del barrio La Ronda contaron las historias que se albergan en este tradicional rincu00f3n de Quito. Foto: Eduardo Teru00e1n/ UN

La Ronda es un lugar principalmente peatonal, donde están ubicado centros culturales.En una calle bordeada por balcones rebosantes de geranios e historias ocultas, el barrio La Ronda se ilumina de tradición y bohemia.Aunque algunos atribuyen el nombre del lugar a que tiene la forma de un rondador, la historia cuenta que fue tomando la denominación por ser el límite del Quito de antaño, dice Gustavo Valladares, guía del sector.En la época, en las ciudades amuralladas, la ronda era el callejón que separaba a las casas de una villa

de los muros.Y aunque la ciudad nunca estuvo cercada, para 1580, los españoles comenzaron a llamar así al lugar. En ese escenario, siglos después, solo hace falta llegar a la intersección de las calles Morales y Guayaquil para, de la mano de Carlos López y María Fárez, una pareja que lleva 45 años en el barrio, remontarse a las noches bohemias.u00a0El cambioEstos esposos (de 75 y 69 años) vieron cuando el barrio pasó de ser una zona de tolerancia a abrir las puertas de la Casa del Murcielagazo, donde, cuenta Victoria Carvajal, propietaria, en la década del 40 se reunió un grupo de bohemios para componer el pasillo Esta guitarra vieja.u00a0En el sótano de esa vivienda, dice, se reunían los militares de la Colonia. Además, en el barrio vivió el poeta Pablo Valores Montado, en la casa de la 'Negra Mala', consagrada a la tertulia literaria.También ahí, Sergio Lejía compuso el pasillo con el nombre de la vivienda, dedicado a la dueña de la edificación, doña Rosario Peñaherrera.Y no solo la música y las letras guardan sus anécdotas en La Ronda. Si le interesa velar a algún santito, no olvide que puede encontrar las velas de Marco Jaccho, donde solo con el aroma de los candeleros puede estar seguro de que el milagro se le hace.u00a0Turismo y deporteEn la extensión entre el Puente del gallinazo y los límites con la 24 de Mayo, además de recibir desde las 16:00 a los visitantes, también se juega fútbol. Como cuenta Paulina Rodríguez (29 años), hija del presidente del sitio. El Club La Ronda patea duro en la Liga San Sebastián.Vecinos, ex moradores y trabajadores del lugar se ponen la camiseta del barrio. A ellos se une el grupo juvenil, que a lo largo de la calle no deja morir la rayuela y el trompo.Esto mientras los personajes del 'Chulla quiteño' y la panadera salen de las instalaciones de la librería del Instituto de Patrimonio para revelar la historia de cada

rincón del barrio

y mostrar la cara renovada de lo que fue la quebrada Jerusalén.u00a0u00a0Más datosEl Municipio empezó la regeneración de La Ronda en el 2006. La tarea se realizó con los vecinos y duró cerca de un año. Para llegar tiene como opción el trolebús y puede

desembarcar en la parada Cumandá y caminar unos pocos metros. Si se dirige al barrio desde el sur, tiene como alternativa las unidades de las cooperativas: Quitumbe, Planeta y Bellavista.

Si, por el contrario, usted decide visitar el barrio en un vehículo particular, en la calle Guayaquil se encuentra ubicado el parqueadero público La Ronda.u00a0En este emblemático lugar del Casco Colonial, las puertas de las instalaciones turísticas se abren a partir de las 16:00. Sin embargo, desde temprano puede deleitarse con puestos de artesanías, comidas típicas y juegos tradicionales.

El barrio no cuenta con una Unidad de Policía Comunitaria exclusiva, pero sí con rondas de los efectivos de la Unidad de Vigilancia de la 24 de Mayo.u00a0Además, puede encontrar las publicaciones del Instituto de Patrimonio, en la librería de la institución, donde también se llevan a cabo las actividades comunitarias.

Si desea recorridos guiados puede acercarse a dichas instalaciones. Este servicio es gratuito y está disponible especialmente a partir del miércoles.u00a0u00a0Más de barriosu00a0Comuna busca ser barrioChiriyacu, un barrio de obrerosu00a0La Comuna no es barrioMinitsunami en el colectoru00a0El Municipio empezó la regeneración de

La Ronda en el 2006. La tarea se realizó con los vecinos y duró cerca de un año.

Para llegar tiene como opción el trolebús

y puede

desembarcar en la parada Cumandá y caminar unos pocos metros. Si se dirige al barrio desde el sur, tiene como alternativa las unidades de las cooperativas: Quitumbe, Planeta y Bellavista. Si, por el contrario, usted decide visitar el barrio

en un

vehículo particular,

en la calle Guayaquil se encuentra ubicado el parqueadero público La Ronda.

En este emblemático lugar del Casco Colonial,

las puertas de las instalaciones turísticas se abren a partir de las 16:00.

Sin embargo, desde temprano puede deleitarse con puestos de artesanías, comidas típicas y juegos tradicionales. El barrio no cuenta con una Unidad de

Policía Comunitaria

exclusiva,

pero sí con rondas de los efectivos de la Unidad de Vigilancia de la 24 de Mayo.

En el barrio,

además, puede encontrar

las publicaciones del Instituto de Patrimonio, en la librería de la institución, donde además se llevan a cabo las actividades comunitarias. Si desea recorridos guiados puede

acercarse a dichas instalaciones.

Este servicio es gratuito y está disponible especialmente a partir del miércoles.