Noticias
2015-12-08 11:52:13

Ensalada de garbanzos con mellocos

Soraya Quillupangui

En Ecuador, Perú y Bolivia el melloco forma parte importante de la alimentación diaria. Lo utilizaban nuestros antepasados, abuelos y padres para elaborar sopas, ensaladas, locros.

Todavía no se ha establecido su origen, sin embargo, por la variación genética

se dice que la región de los Andes u00adcolombianos sería el centro de origen primario.En la época de la Colonia, este alimento fue llevado a México, también a Francia y a otros países de u00adEuropa, donde es muy apreciado por su versatilidad para elaborar diferentes tipos de platillos.La forma de los tubérculos varía: desde esférica hasta cilíndrica; son de color blanco, amarillo, u00adverde claro, rosado, anaranjado, morado. Muchos tubérculos tienen un elevado contenido de vitamina C, fibra, proteína y carbohidratos.

Preparación Cocine los mellocos durante siete minutos. Se demoran ese tiempo si es que están cortados en tajadas. Demoran 20 minutos si son pequeños y están enteros.Haga el refrito en una olla mediana, con la cebolla, el ajo y el aceite. Añada el ají, comino y pimienta de dulce. Fría durante dos minutos más.

Añada los tomates, los garbanzos previamente cocinados y los mellocos bien escurridos. Cocine hasta que la salsa esté espesa. Añada sal al gusto y sirva.Esta receta también la pueden disfrutar las personas vegetarianas.

u00a1Qué rico es comer una ensalada que nos llena y que nos provee de proteína. Ese macronutriente proviene del garbanzo, que puede sustituir a la carne.

Como esta ensalada se come a temperatura ambiente y también caliente, la he servido en bufés y su sabor novedoso les ha encantado.

Si se consiguen u00admellocos pequeños, se los puede cocinarenteros. No producen la baba que a varias

personas les desagrada.

Otra forma de eliminar la baba es lavando las tajadas de mellocos en agua con bastante sal.

Más recetas:

Legumbres con relleno de quinuaGuatita Lloronas y ají de carne La receta del Ave