Quito, Jueves 17.04.2014 | 19:12
CIUDAD
11:09 | Martes 29 de Noviembre 2011
PDF Imprimir E-mail
Quito tiene sus himnos populares
0

2011_11_29_autores

Jorge Salas Mancheno, autor del 'Balcón quiteño' y Alfredo Carpio, compositor del 'Chulla quiteño'. Foto: UN

 

AUDIO
FOTO
VIDEO


Ciudad

¿Cómo surgieron las canciones Chulla quiteño y Balcón quiteño? Un experto cuenta aquellas historias.

 

Que la 'Carita de Dios' está de cumpleaños lo sabe todo el mundo. También que la fiesta ya está aquí con toda su parafernalia: desfiles, conciertos, bailes, pasacalles… Y hablando de pasacalles, no hay rincón de Quito en que no se escuche y se baile el  Chulla quiteño, Balcón quiteño, entre otros temas. 


Pero, ¿cómo surgieron esas canciones?, ¿cuáles son sus historias? El investigador y musicólogo Mario Godoy responde a estas preguntas. Cuenta que por ejemplo el Chulla quiteño nació en Patate (provincia de Tungurahua) y Balcón quiteño lo escribió un riobambeño. 


Ojo, la lista de canciones dedicadas a Quito no se limita a esos dos temas. La lista es larga y casi todos son pasacalles, un género musical de danza con texto, menciona Godoy.

 

Y subraya que este género tiene una relación con el pasodoble español, la polka (polca) europea, la polca peruana y el corrido mexicano.


Dicho esto, el investigador insiste que el pasacalle se usa preferentemente para animar verbenas (bailes),  corridas de toros y a las comparsas que participan en desfiles en las fiestas urbanas y rurales del Ecuador.

 

Finalmente, dice que en los años 40 del siglo XX, luego de la guerra con el Perú de 1941, la antigua polca alcanzó su propia personalidad y se convirtió en el  "pasacalle ecuatoriano".

 

Jorge Salas Mancheno
Autor de la letra y música del tema Balcón quiteño

   
Nació el 17 de octubre de 1921 en la parroquia Químiag, del cantón Riobamba (provincia de Chimborazo). Su formación de músico y compositor fue autodidacta, su padre le enseñó el arte musical. Fue amigo de Jorge Araujo Chiriboga, Carlota Jaramillo...

Sus discos grabados suman 10. También compuso otros pasacalles para Quito, como por ejemplo: Viva Quito o Edén de maravillas.

 

Balcón quiteño
La esposa de Jorge Salas Mancheno, Aída Carrera, le reclamó por qué no le hacía su canción. La mujer fue Reina  de Quito en 1946 y en un día de inspiración, en 1958, le dijo: "Tú eres la dueña de mis amores…". Y así nació este himno popular de los quiteños.

 

Luego, el dúo Benítez- Valencia con el conjunto de Aníbal Granda lo grabó. Lo paradójico: el autor de Balcón quiteño ni siquiera se enteró de que ellos la grabaron. Eran sus grandes amigos, pero no intervino en nada.

 

Al dúo Benítez-Valencia le gustó y listo. Jorge Salas Mancheno siempre contaba que la pieza Balcón quiteño fue hecha para su esposa Aída, así que cogió   la guitarra, subió a su cuarto y la compuso.  


"Quise decirle que era muy bonita, vivía en la casa de sus padres en San Juan, quise contarle que era la reina de mis amores, mujer quiteña, linda mujer", contaba el autor.

 

Era su primera canción en serio y se sentía feliz por ello. Él  trabajaba en la hacienda San Luis, con la señora Avelina, madre del ex presidente Galo Plaza Lasso. Era su chofer. Y cuando la canción estuvo lista  le enseñó a don Galo.

 

El peón le dijo que estaba  ocupado y no le podía atender. Pero Jorge Salas Mancheno, le dije, no buscaba ninguna recomendación menos un favor, que lo único que quería era ofrecerle una canción. Le avisaron y enseguida le dejó entrar.

 

Alfredo Carpio Flores
Autor de la letra y música del tema Chulla quiteño.  

 

Nació en Quito, en 1918,  y murió en 1956 de párkinson. Fue profesor de música en algunas escuelas y dentista. La viuda de Carpio aseguraba que la música fue compuesta en 1946 en Patate y que él mismo hizo el texto en 1947.

 

Como Carpio no sabía de pentagramas, era el compositor graduado en el Conservatorio José Ignacio Canelos quien le transcribía las obras a partitura.

 

Chulla quiteño
La historia comienza así. Fue una tarde de septiembre de 1946, en Patate (provincia de Tungurahua), Alfredo Carpio Flores compuso la música de Chulla quiteño. Fue a parar a ese pueblo porque estaba dictando un curso a miembros del Magisterio. 


Meses después escribió la letra de aquella melodía y lo hizo por pedido expreso de un grupo de jóvenes de la Universidad Central. Luego de que partieran los universitarios a Riobamba, Alfredo dictó a su esposa los versos del hoy inmortal pasacalle. Una vihuela y una casona de La Ronda fueron testigos del acontecimiento musical.  

 

El tema Chulla quiteño fue cantado con delirio a los pocos días de haber sido escrita la letra, en el campeonato de fútbol efectuado en Riobamba, a fines de 1946.

 

Un año después, en 1947, el dúo Benítez- Valencia grabó el Chulla quiteño en la marca discográfica RCA Víctor; el pasacalle fue inscrito en Quito con el #29, en el Registro de la Propiedad en 1956.

 

No faltan personas que rumoran diciendo que la música del himno popular de los quiteños es de algún autor "pupo", que inicialmente llamó a su obra El chulla latacungueño. Otros, en cambio, atribuyen la introducción marcial de esa canción al ex director de la Banda Municipal de Quito, maestro Carlos Ramírez, pero no hay documentos al respecto.

 

 

Más de ciudad:

 

CONTENIDO MULTIMEDIA
VIDEO

VIDEO


 

Escribir un comentario

“No se aceptarán comentarios con pseudónimos. Por favor escriba su nombre y apellido completos. Muchas gracias por participar”.


Código de seguridad
Refescar

7 años 2557 días de poder

Quito agua de altura

Detrás del alegre maquillaje

Quito Patrimono Digital

> Grandes letras por el turismo

> ÁREA DE VIDEO

¡Compórtate a la altura! Campaña para mejorar la actitud de la ciudadanía en Quito.

> LO MÁS CALIENTE

> ESPECIALES MULTIMEDIA