Noticias
17 de febrero de 2017 12:29

Detienen a madre de pequeño que murió envenenado

Momentos de amargo dolor se vivieron el miércoles en el barrio de la Quito Sur. Foto: Alfredo Lagla / ÚN

Momentos de amargo dolor se vivieron el miércoles en el barrio de la Quito Sur. Foto: Alfredo Lagla / ÚN

Isabel Alarcón

Los datos que recogió la Policía conducen a una historia de espanto. Hasta aquí, todo indica que una madre envenenó a su pequeño hijo de dos años y luego intentó suicidarse.

La autopsia realizada al bebé que apareció sin vida el miércoles en la Quito Sur reveló que la causa de su fallecimiento fue por una insuficiencia hepática por intoxicación, es decir, un envenenamiento. Así lo informó el coronel Víctor Arauz, director de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased).

Los envenenamientos, explicó Arauz, sí están considerados muertes violentas y por eso el caso lo investigó esa unidad especializada de la Policía.

Según Arauz, aparentemente se utilizó veneno para ratas y todo indica que fue la madre del bebé quien le suministró esta sustancia. Después, la mujer habría tratado de quitarse la vida realizándose varios cortes con un arma cortopunzante. Los vecinos fueron quienes la encontraron y dieron la alerta a la Policía.

También los vecinos atestiguaron que cuando la madre era llevada en una ambulancia a un hospital el miércoles, cuando se produjeron los hechos, tenía sangre en los brazos y en las piernas.

El director de la Dinased sostiene que en al casa donde se produjo la muerte del niño se halló una carta exculpatoria, aparentemente escrita por la madre, en la que habría escrito que por una “profunda depresión” y problemas familiares tomó la decisión de terminar con ambas vidas.

Está detenida

La madre del niño de dos años, a quien la Policía la identificó como Lorena T., fue llevada a un hospital del sur de Quito debido a las heridas que presentaba. Ella, indicó la Policía, ya se encuentra estable, totalmente fuera de peligro.

Por eso mismo, en la misma casa de salud se desarrolló una audiencia con la presencia de los representantes de la Fiscalía en la que se le dictó prisión preventiva de 30 días por el presunto delito de homicidio. Durante ese tiempo se tienen que emprender las investigaciones judiciales respectivas para determinar con toda claridad cómo se produjo el fallecimiento del niño.

Según los agentes de Policía, en el hogar donde ocurrió la muerte del niño, se encontró una envoltura vacía de veneno para ratas, restos de comida, prendas de vestir con el mismo nombre del bebé, un arma blanca con manchas que se presume son de sangre.

Durante el 2016 la Dinased registró 27 homicidios de menores de edad en los cuales los padres son sospechosos de haberlos cometidos. En lo que va de este año ya se han contabilizado dos casos de este tipo.ibirá en junio el mayor crucero estadounidense de su historia