Ocio&Fiesta
8 de septiembre de 2017 11:40

Un domingo chiquito, con títeres 

La protagonista de la pieza es Yaku, un niña mágica  que nació en un páramo. Foto: Cortesía de la Casa de la Música

La protagonista de la pieza es Yaku, un niña mágica que nació en un páramo. Foto: Cortesía de la Casa de la Música

Gabriel Flores


Yaku es una niña que nació de un ojo de agua en el Páramo de la gran montaña Warmirasu. Su abuelita y su abuelito la criaron con amor, y con las costumbres y tradiciones del mundo andino.

Esta niña, con dotes mágicas, es la protagonista de ‘Yaku y los Misterios del Páramo’, una obra de Títeres Pitiklín, que se presenta este domingo 10 de septiembre del 2017, a las 11:00 y a las 12:30, en la Casa de la Música (Valderrama N32- 307 y Mariana de Jesús). 

En esta obra, poblada de títeres de mediano formato, aparecerán el gigante Ankst, dueño de la ciudad y que quiere apoderarse del agua del mundo, y el alegre plomero Patricio Patas Largas Cabeza de Botella, que instala una torre de agua en esta ciudad donde nunca sale el sol.

También está el magnífico cóndor, emblema de los Andes que, como un ángel salvador, desciende de las montañas y se apiada de un “pobre ratoncito” que sucumbe a merced de una fuerte tempestad.

‘Yaku y los Misterios del Páramo’ -dicen los integrantes de Títeres Pitiklín- es una historia que muestra, con emocionantes escenas, el espíritu cambiante del agua, que es alegre y generosa cuando se la respeta y violenta o abismal cuando se la amenaza. “Una obra llena de color en la que los elementos naturales como el sol, la montaña, la luna y el agua forman parte de la trama”.

Títeres Pitiklín está integrado por Marcela Fuentes y Wilson Córdova, de Ecuador y Chile, respectivamente. Juntos conforman este grupo de arte itinerante que nació en el metro de París. Desde 1991, dieron a su proyecto escénico el nombre de Títeres Pitiklín, y actualmente están radicados en Ecuador.

El costo de la entrada general para las funciones es de USD 5.