Vida Sana
12 de junio de 2018 15:37

La barba a punto con estos 'tips' 

La sensibilidad de la piel o la barba  reseca son señales de que hay que darle más atención a esta zona. Foto: Vicente Costales / ÚN

La sensibilidad de la piel o la barba reseca son señales de que hay que darle más atención a esta zona. Foto: Vicente Costales / ÚN

Ana Cristina Alvarado
(I)

La barbería ya no está de regreso solo como una moda pasajera, sino que se ha establecido en la cultura, tal y como lo fue para las generaciones de los abuelos. Así lo asegura Óscar Paz y Miño, barbero desde hace cinco años.

Paz y Miño sacó su certificación en Estados Unidos, donde se aplica una técnica —para el cabello y la barba— de tres pasos para el degradado del corte: oscuro, gris y claro. Además, el experto cuenta que es pana de varios barberos del centro de Quito, de quienes ha obtenido consejos y quienes también surten su colección de objetos antiguos de barbería.

Como ahora tener barba es una opción aceptada para los hombres (en ciertos momentos de la historia, como en la década de los 90, no se veía muy bien que los hombres llevaran barba) Paz y Miño cuenta a diario con clientes con quienes desarrolla relaciones de confianza y amistad. “Acá vienen los hombres a relajarse, a conversar y a veces el barbero es también un sicólogo”, dice.

Las conversaciones, por supuesto, se inician alrededor del tema del corte del cabello o del cuidado de la barba. Los más jóvenes se preocupan por la falta de vello facial, a lo que Paz y Miño responde que es necesario rasurar una vez a la semana y usar un bálsamo de crecimiento.

Quienes tienen la suerte de tener barba abundante, por otro lado, preguntan sobre los estilos más sentadores, el cuidado y el mantenimiento de la barba.

El experto explica que siempre se aconseja qué tipo de barba llevar de acuerdo con la forma del rostro. Por ejemplo, el vello más largo en la barbilla puede ayudar a alargar rostros redondos.

Sobre el cuidado, el barbero dice que lo primero es el aseo. Al estar la barba alrededor de la boca, partículas invisibles de comida se pueden quedar. Por ello, es aconsejable lavarla en la noche y en el día con un jabón especial para barba y humectarla, también con un producto indicado.

Sobre la forma, hay que darle mantenimiento cada tres días en casa y cada semana en la barbería.

En casa

Agua de manzanilla. Las vaporizaciones descongestionan y desinfectan la piel en casos de acné y piel grasosa.

Humectar. En las noches se puede aplicar aceite de almendras, para mantener suave la barba.

Refrescar. Las opciones naturales para calmar la piel después del rasurado son: agua de manzanilla fría o agua.