El Jefe Eres Tú
10 de septiembre de 2018 14:45

Una guía para motivar a su equipo de trabajadores

Imagen referencial. Cuando un equipo se encuentra motivado se vuelve más productivo y aumenta la unidad del grupo laboral. Foto: Pxhere

Imagen referencial. Cuando un equipo se encuentra motivado se vuelve más productivo y aumenta la unidad del grupo laboral. Foto: Pxhere

Redacción El jefe eres tú
(I)

Una mala actitud puede generar un cambio en la productividad y en el ambiente en el que laboran los empleados.

Si algo de ese tipo está pasando en su organización es necesario que aplique mecanismos de motivación para el personal.

Empezar el día con un buenos días para el equipo es la principal manera de mostrar que respeta a sus empleados y que está abierto para dialogar y resolver inconvenientes, ya sean profesionales, administrativos o del grupo.

Aprenda a manejar sus problemas personales y su carácter. Los reclamos de entrada, ya sea de manera verbal, escrita o a través de chat en celulares, lo único que provocan en sus colaboradores es que asuman una actitud a la defensiva.

Cuando tenga que dar instrucciones hágalo claramente y dé la oportunidad a los trabajadores para que se acerquen o dialoguen si no entendieron lo que quiso decir. Aprenda a escuchar cualquier planteamiento de sus empleados.

Sea afable. Resulta antipático para el empleado si usted no se acerca sino para dar órdenes; si usted se preocupa por la vida personal de sus empleados y sus necesidades logrará que se convierta en un equipo mucho más productivo.

Es fundamental resaltar los aspectos positivos tanto del grupo como de cada empleado. Puede darles reconocimientos.

Consejos para motivar a su equipo

Distribuya bien el trabajo. La desorganización es la receta del desastre. Eso no solo hará que usted colapse sino que genere desorientación y confusión entre su personal. Organice una fiesta para el personal, jueguen juegos y entregue premios.

Relacione los juegos con el trabajo. La competencia será divertida y usted podrá ver qué tanto saben sobre su actividad. Ojo, si las personas se niegan a asistir es una alarma; puede imaginarse porque no quieren tener ninguna actividad extra laboral con usted.

Si usted no puede dar un aumento, brinde beneficios a los empleados que lo merezcan. Estos pueden ser proyectos más interesantes, viajes o la oportunidad de conocer personas que puedan ofrecerles una mejor oportunidad laboral.

Acláreles a sus empleados que está interesado en que mantengan un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Mostrar interés por sus vidas también significa interesarse en su felicidad. Esto puede variar, desde hacerles preguntas sobre sus familias o llevarlos a un bar.

Si usted tiene un problema de adicción al trabajo debe resolverlo. El que usted enfrente esa situación no significa que el resto deba hacerlo.

Mantenga limpio su lugar de trabajo. La suciedad y el desorden generan confusión. Un lugar limpio y ordenado permite que la mente esté despejada y que fluyan las ideas. Además, el orden genera un bienestar automático.

No sea hostil. El respeto se genera por actitud.