En La Casa
9 de agosto de 2018 15:16

Los cambios de clima afectan a las mascotas

Los cambios bruscos de temperatura  afectan al hábitat de la vida silvestre, pero también tienen sus efectos en perros y gatos. Foto: Pixabay

Los cambios bruscos de temperatura afectan al hábitat de la vida silvestre, pero también tienen sus efectos en perros y gatos. Foto: Pixabay

Yadira Trujillo Mina
(I)

Aunque el cambio climático incluye más que el calentamiento global, es este último el que sin duda causa más daño a las mascotas.

Según el sitio especializado Traveldog, estas alteraciones del clima hacen que crezca el número de parásitos, ya que estos siempre buscan un lugar caliente para habitar. Por ello se sumergen en el cuerpo de otros animales para subsistir.

A ellos se suman los mosquitos. Las inundaciones y el calentamiento global hacen que formen una colonia que propaga un sinfín de enfermedades a las mascotas, como la enfermedad del gusano del corazón.

Las temperaturas muy altas pueden hacer que la mascota sufra un golpe de calor que le lleve a tener complicaciones graves.

Los perros y los gatos tienen más dificultades que los humanos para reducir su temperatura corporal, por eso un golpe de calor puede dañar sus procesos fisiológicos vitales.

Los perros no transpiran como las personas. Solo pueden eliminar calor a través del jadeo y de la sudoración en las patas y algunas zonas del vientre.

Las acciones en favor del planeta y los animales

Evite los aerosoles. En esta era moderna hay miles de productos que se embotellan en ­espray, como lacas para el pelo, insecticidas... Evítelos. Al cuidar el planeta cuidará a sus mascotas.

Tenga sus propias bolsas 
de tela o pídalas de papel. Estas bolsas están fabricadas con papel reciclado y no perjudican al medioambiente. En muchos países ya se usan solo bolsas de papel en tiendas y supermercados.

Recicle. Hace años que se terminó aquello de mezclar todos los desechos en un mismo recipiente. Al separar los desechos generados en la casa se aportará notablemente al planeta y a su mascota.

Mantenga la limpieza siempre en su casa, especialmente en el patio o el espacio donde permanezca la mascota la mayor parte del día. Evite tener recipientes llenos de agua que causarán enfermedades.