Farándula
26 de noviembre de 2018 16:48

Un cómico ante la justicia por sonarse con la bandera

El humorista Dani Mateo es llamado por la justicia por sonarse la nariz con la bandera de España en una escena del programa 'El Intermedio' de La Sexta.  Foto: EFE

El humorista Dani Mateo es llamado por la justicia por sonarse la nariz con la bandera de España en una escena del programa 'El Intermedio' de La Sexta. Foto: EFE

Agencia AFP

Un cómico español acudió este lunes, 26 de noviembre del 2018, ante un juez tras haber sido denunciado por “ofensas o ultraje a símbolos de España” por sonarse con la bandera del país en televisión.

“Como ciudadano de este país estoy algo preocupado porque estamos llevando a un payaso frente a un juez por hacer su trabajo y esto me preocupa mucho por la imagen que da de mi país y de mi bandera”, dijo a la prensa el humorista Dani Mateo al salir de la audiencia.

Un juez de un tribunal madrileño admitió a trámite la denuncia presentada contra él por un sindicato policial que lo acusaba de “ofensas o ultraje a símbolos de España”.

En la controvertida escena, difundida en un programa humorístico de gran audiencia en el canal La Sexta a finales de octubre, Dani Mateo estornudaba y se sonaba la nariz con la bandera española.

Justo después entonaba con ironía una retahíla de excusas, asegurando no querer “ofender ni a los españoles ni al rey ni mucho menos a los chinos que venden estos trapos”.

“La bandera simboliza la unión de un pueblo. Respétala. No hacerlo no es humor, es ofender gratuitamente a los que la sienten con orgullo y a los que han entregado su vida y esfuerzo en pos de los valores de paz y libertad que representa”, denunció la Guardia Civil en su cuenta de Twitter.

Numerosos internautas, humoristas y artistas españoles han sido perseguidos en los últimos años por sus declaraciones, sus chistes o las letras de sus canciones, generando un vivo debate en el país sobre la libertad de expresión.

El mismo Dani Mateo ya acudió a declarar ante un juez por un presunto delito de ofensa a los sentimientos religiosos finalmente archivado por bromear sobre la fealdad de la mastodóntica cruz que corona el mausoleo del dictador Francisco Franco cerca de Madrid aunque el caso quedó archivado.

Otro caso sonoro fue el del rapero Valtonyc, fugado a Bélgica a finales de mayo tras ser condenado a tres años y medio de cárcel por hacer “apología del terrorismo” en sus canciones. España reclama su extradición.