Farándula
14 de marzo de 2018 11:52

Draco and the Zodiac con esencia roquera

La agrupación quiteña fue telonera de Maroon 5. Foto: Vicente Costales / ÚN

La agrupación quiteña fue telonera de Maroon 5. Foto: Vicente Costales / ÚN

Edwin Encalada
(E)

Apostar por sonidos frescos, ese es el ideal que inspira a la banda quiteña Draco and the Zodiac (DATZ), quienes tomaron mayor relevancia el pasado 1 de marzo del 2018 cuando fueron teloneros de la agrupación estadounidense Maroon 5 en su concierto en el estadio Atahualpa.

La banda la componen Charlie Andrew Pride, como vocalista y compositor; Albert Hairson, guitarrista y diseñador gráfico; y Adrian Pearliz, guitarrista. La agrupación tiene la influencia rítmica de los clásicos del rock y de música alternativa de finales de la década de los 90.

“En Vultures, nuestro nuevo sencillo, se experimenta con tintes de funk, R&B y sonidos electrónicos, pero manteniendo su esencia roquera”, reconoció Andrew Pride.

Desde que lanzaron Beyond the White en el 2015, esta banda no se ha quedado estática y siempre busca innovar. Su propuesta es en inglés, debido a la proyección internacional que esta lengua le puede dar a su carrera.

Se desempeñan en el género Indie Roch que experimenta con melodías minimalistas y ritmos energéticos, matizado con letras sentimentales e ilustraciones modernas.

El nombre de la banda también tiene su historia. Según Albert Hairson, cuando la agrupación se formó, se fijaron en la constelación del Dragón, cercana a la Osa Mayor, una de las 48 constelaciones que fueran mencionada por el famoso astrónomo y geógrafo greco-egipcio, Claudio Ptolomeo, quien vivió desde el año 100 d. C.

“Draco es como nuestro barco, mientras que el zodiaco es el mar de oportunidades que tenemos en la música”, añadió Pride, quien además destaca los siete años de evolución musical que tienen.