Futbolero
12 de septiembre de 2018 10:38

Alan, Maicol y Francisco son unas balas

En la imagen los tres competidores en el Velódromo José Luis Recalde. Foto: Pablo Campos / ÚN

En la imagen los tres competidores en el Velódromo José Luis Recalde. Foto: Pablo Campos / ÚN

Pablo Campos
(D)

Alan Lozano tiene un aire de Jefferson Montero: es bajito, macizo, usa el corte de cabello bien alto. En la repartición de funciones en el equipo nacional de velocidad olímpica, Lozano es el encargado de rematar el trabajo de sus amigos Francisco Bone y Maicol Gutiérrez.

Tal como si estuvieran en competencia, Bone y Gutiérrez esperan a Lozano para completar la producción gráfica que les propone ÚLTIMAS. Los dos ya habían entrenado su musculatura en el gimnasio de la Concentración Deportiva e incluso se dieron tiempo para darse una vueltita en las bicis negras de carbono en las que se entrenan a diario.

Lozano llega después y los otros dos chicos, que ya descansaban, se sueltan más. La química del trío es evidente. También lo es el cariño y cobijo que les brinda su entrenador, el cubano Agustín Lorenzo, quien los ha dirigido en el último lustro. “Me preocupo por su bienestar, por su carrera deportiva, pero además por las cuestiones personales. La gloria queda, y el tiempo pasa. Ellos tienen que estudiar, además de seguir en su carrera deportiva”.

Los chicos lucen un ‘maillot’ blanco con la leyenda: campeón panamericano juvenil. Hace tres semanas lograron la gloria para Ecuador en la competencia de velocidad olímpica en los Panamericanos Juveniles realizados en Cochabamba, Bolivia. En aquel certamen, Ecuador se proclamó campeón y los tres jóvenes pichinchanos aportaron con lo suyo en el torneo por equipos en velocidad.

Los guambras pedalistas se lanzan a correr en el Velódromo José Luis Recalde. Estar en la pista los libera: sus cuádriceps parecen a punto de explotar cuando pasan a toda velocidad por el circuito. Este fue su último año como juveniles y ahora se alistan para hacer la transición a élite.

En las competencias, Bone, el más veloz, es el encargado de arrancar primero, aprovechando sus fibras veloces. Le toma la posta Gutiérrez y remata Lozano. Este último, alegre y dicharachero, muestra un video de una competencia en Guayaquil, en donde él y Bone protagonizaron un choque múltiple, del cual solo salió librado un último competidor, que a la postre, resultó el ganador de la misma.

“Ganar en Bolivia fue emocionante. El triunfo es únicamente producto de nuestro esfuerzo, de los entrenamientos diarios”, cuenta con cierta timidez Bone, a quien le falta un año para acabar el colegio; busca ser oficial de Policía.

A Gutiérrez, en cambio, le faltan dos años más para acabar el colegio; Lozano ya lo acabó. Los tres se ven por largo tiempo más encima de una bicicleta.

Este año ya terminaron sus competencias. Según el entrenador Lorenzo, la próxima temporada el calendario en la categoría élite se viene cargado: el equipo afrontará cuatro fases de la Copa del Mundo Circuito América: competirán en Cuba, Guatemala, Venezuela y Colombia. También irán al Panamericano élite.