Futbolero
11 de diciembre de 2018 11:13

Anangonó tiene con el ‘jesús en la boca’ a Liga

Un entrenamiento de LDU en el complejo de Pomasqui, previo al partido ante Emelec, por la final de ida. Foto: Diego Pallero / ÚN

Un entrenamiento de LDU en el complejo de Pomasqui, previo al partido ante Emelec, por la final de ida. Foto: Diego Pallero / ÚN

Redacción Deportes
(D)

La salsa sonó a todo volumen el pasado 9 de diciembre del 2018, en los vestuarios del complejo de Liga antes de la primera final ante Emelec, un rival bravo.

Los jugadores cantaron en el camerino, pese a que en las últimas horas hubo tensión por la salida de Gastón Rodríguez.

El charrúa dejó el plantel por decisión de Pablo Repetto, luego de que hizo una señal de fastidio cuando el DT lo cambió ante Delfín.

Esto enojó al estratega. “Él cometió una actitud no acorde a lo que queremos en el grupo”, explicó y prefirió “enterrar” el caso.

“Voy a cerrar ese tema porque creo que ahora tenemos algo más importante en qué pensar que es la final”, indicó en Pomasqui. El cotejo será mañana, 12 de diciembre, a las 20:00, en el Capwell.

El uruguayo fue suplente toda la temporada y no logró empatía con el grupo. Llegó a préstamo desde Peñarol de Uruguay y la adquisición de su pase ascendía a unos USD 3 millones.

Repetto le bajó el pulgar y ahora se las jugará solo con su equipo base titular, donde resaltan los hermanos Ánderson y Johan Julio.

Johan precisamente será uno de los retornos destacados, al igual que el de Christian Cruz. Ambos fueron reservados ante Delfín porque corrían el riesgo de sumar una quinta amarilla y perderse las finales.

La gran duda, sin embargo, es la presencia de Juan Luis Anangonó. El imbabureño aún tiene dolores musculares. Repetto juega al misterio con la presencia del artillero de los albos ante los azules. “Lo vamos a evaluar. Capaz juega las dos finales o capaz, ninguna”, repitió en Pomasqui.

El delantero realiza ejercicios leves y apura su recuperación. El colombiano Cristian Martínez es su reemplazo si no se recupera.

Hoy, el DT definirá la alineación estelar en la práctica de la mañana. Ayer, el equipo ya hizo movimientos tácticos, pero el DT fue hermético y dirigió a sus jugadores en privado.

Los albos viajan esta tarde a Guayaquil y se concentran en el hotel Sheraton antes del compromiso.

Volverán la madrugada del jueves a Quito y pernoctarán en el Complejo de Pomasqui para preparar la gran final del domingo.

Hay confianza entre jugadores como Adrián Gabbarini por alcanzar un resultado positivo en el Capwell.

‘Gabba’ recalcó que el equipo, aunque cuenta con jóvenes, no debe dejarse llevar por la presión. Para el golero, los jugadores no deben vivir el partido las horas antes. “No hay que jugar el partido antes. Hay que estar relajados”, dijo.