Futbolero
29 de octubre de 2018 10:47

En Aucas están enojados con el árbitro

Enson Rodríguez pelea ante Juan Paredes y Esteban Dreer. Foto: Armando Prado / ÚN

Enson Rodríguez pelea ante Juan Paredes y Esteban Dreer. Foto: Armando Prado / ÚN

Jonathan Machado
(D)

A los 75 minutos, los hinchas orientales no aguantaron más y explotaron en la general sur. Lanzaron insultos y botellas a la cancha ante las decisiones del árbitro Omar Ponce.

Con el pulso a mil por hora, los jugadores también perdieron la cabeza. Al finalizar el compromiso, Luis Romero era el más exaltado y quería pelear con Romario Caicedo y Fernando Pinillo. Tuvieron que intervenir los demás jugadores y los cuerpos técnicos para que el conflicto no pasara a mayores.

En el palco las cosas eran iguales. Un grupo de hinchas auquistas increpó al presidente de Emelec, Nassib Neme, quien tuvo que salir del estadio con ayuda policial.

Los dirigentes de Aucas también se mostraron molestos con Ponce. Andrés Báez, gerente Financiero, contó que protestarán en la Federación por la actuación del juez.

Durante el partido, Aucas salió con todo para ganar. Ese ímpetu solo le duró cinco minutos hasta que Emelec se acomodara en la cancha.

A los 14 minutos, Jhon Espinoza desbordó por la banda derecha, tiró el centro, pero fue desviado por el exoriental Joao Rojas, el jugador más insultado por su pasado en el cuadro capitalino.

Emelec se afianzó en el césped con Holguer Matamoros que creó tres opciones de gol entre los minutos 18 y 25. Luego de ese dominio, Aucas reaccionó con un cabezazo de Edson Montaño, que no hizo un buen partido, y que fue atajado por Esteban Dreer.

Los últimos 15 minutos tuvieron a Emelec con mayores opciones de gol con Brayan Angulo como protagonista.

Para la segunda etapa, los azules buscaron el tanto desde el arranque. A los tres y ocho minutos, Rojas tuvo dos opciones luego de sus desbordes por la banda izquierda. Los locales contestaron con un centro de Mario Roizotto que fue conectado por Juan Lara en el área grande.

Con el pasar de los minutos, el compromiso se volvió trabado hasta que llegó la jugada del penal. El defensor oriental, Byron Mina, disputaba la pelota con Romario Caicedo. Luego de pelear hombro con hombro perdió l a estabilidad y la pelota le tocó en la mano. Ponce no dudó y pitó penal, mientras el estadio lo insultaba y los jugadores amarillos no lo podían creer, tomando en cuenta que en el primer tiempo no sancionó un penal claro de Leandro Vega.

El ‘cuco’ Angulo engañó a Fernando Fernández y le dio el triunfo a Emelec. Aucas no pudo empatar en los últimos minutos y se aleja de pelear por un cupo a la Copa Sudamericana.