Futbolero
29 de noviembre de 2018 12:42

LDU sonríe, pero quedó con muchas ausencias

Los hermanos Jhojan y Anderson Julio festejan el gol de LDU junto a Gastón Rodríguez y  Cristhian Martínez Borja, en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, ayer, en el sur. Foto: Galo Paguay / ÚN

Los hermanos Jhojan y Anderson Julio festejan el gol de LDU junto a Gastón Rodríguez y Cristhian Martínez Borja, en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, ayer, en el sur. Foto: Galo Paguay / ÚN

Mauricio Bayas

La Liga de Quito de Quito es un equipo lleno de contrastes. Alegrías por dos goleadas a fecha seguida, momentos ‘agridulces’ por el funcionamiento futbolístico y angustias por las lesiones y ausencias, que rondan la ‘U’ en un momento clave del año.

LDU, ayer, logró algo que parecía imposible en todo el año: ganar al Aucas. Venció 3-1, pero el partido tuvo un montón de matices. El triunfo lo consiguió venciendo una montaña de adversidades en ‘La Caldera’.

El último ‘Superclásico’ del año comenzó con fiesta blanca muy temprano. A los seis minutos se sancionó un penal a favor de LDU y Jefferson Intriago abrió el camino de la victoria.

Aucas se paró duro para dar guerra y obligó a mantener el orden a Liga. ‘Papá’ generó sustos sobre el arco del golero Adrián Gabbarini y tuvo momentos del dominio de la pelota.

Sin embargo, lo mejor del partido se vio en el segundo tiempo. Ahí el tema fue bravo. Aucas salió a buscar el empate y en un choque entre el delantero Edson Montaño y Hernán Pellerano, el zaguero de LDU quedó golpeado.

‘Pelle’ llegó al partido arriesgando su molestia en la nariz y con una especie de protector. Pero tan salado que tras el encontrón causó sustos al cuerpo técnico y a los hinchas de Liga.

Fue atendido a un costado de la cancha. Después regresó con valentía y entre aplausos. Volvió para ayudar a defender el 1-0. Segundos después de que regresara Pellerano cayó Franklin Guerra, el otro zaguero central. Una contractura le impidió seguir en la cancha y fue reemplazado por el guambra Kevin Minda.

Aucas estaba arrinconando a Liga por el empate, pero en un contragolpe letal, los ñaños Julio pusieron el 2-0, a los 69 minutos. Una corrida de Jhojan permitió a Anderson empujarla pelota para el segundo gol albo.

En medio de la alegría y el festejo ocurrió un hecho inesperado. Pellerano se cambiaba de camiseta frente a la banca de suplentes. El árbitro Vinicio Espinel mostró la segunda tarjeta amarilla a Pellerano y Liga se quedó con 10 futbolistas. Sin ser un equipo deslotado ganaba sin apuros al Aucas.

El tercer gol cayó también gracias a un pique impresionante de Anderson Julio. Sin embargo, el carnaval de la goleada se fue empañando. Aucas descontó mediante un tanto de Janus Vivar y arrinconó a los albos.

Liga terminó el partido con José Quinteros y Kevin Minda de centrales. Así, en medio de la alegría por la victoria ante ‘Papá’ también se multiplicaron las preocupaciones. El delantero Juan Luis Anangonó salió en camilla por una molestia física. El volante Gastón Rodríguez recibió la quinta tarjeta amarilla y tampoco estará en el partido contra Emelec.

Con la esperanza de no jugar finales, el resumen de LDU es así: Anangonó y Guerra serán evaluados hoy. Pellerano (con golpe en la nariz) y Fernando Guerrero, expulsados; y Gastón con 5 amarillas. Así irá a Guayaquil.