Futbolero
28 de junio de 2018 10:50

Este Mundial está bien parejo

Franklin Salas trabaja en Liga de Quito como asistente técnico desde el 2016. Foto: Archivo / ÚN

Franklin Salas, exjugador y asistente de LDU (Q). Foto: Archivo / ÚN

Franklin Salas
Exjugador y asistente de LDU (Q)

Como vemos siguen las sorpresas en el Mundial. Nos quedamos atónitos con el nivel futbolístico que estamos viendo. Todo está muy parejo. Ya se eliminó Alemania, que jugando un fútbol de bajo nivel aspiraba a quedarse en el torneo.

Era difícil pensar que esa potencia se quedaría en la primera ronda. Sobre todo después de haberlos visto campeones en la Copa Confederaciones y en la anterior Copa del Mundo.

También vimos clasificarse a Argentina. El equipo logró la meta más por ímpetu, fuerza e historia que por juego. Estos dos casos muestran lo que ha sido este Mundial.

Ahora se vienen los cruces de octavos y las fases finales. Esta es la parte más difícil, porque ya no se puede especular, defender tanto, ni regalarse a la hora de atacar. Da la sensación de que habrá muchos alargues en los partidos.

De los ocho cruces creo que habrá cuatro o cinco partidos que se definan en tiempo extra o penales. El nivel es tan parejo que todo puede pasar.

Siento que Brasil aún está en deuda. No termina de convencer. Hay otros equipos que han demostrado más. Bélgica, por ejemplo, le tocó un grupo aparentemente accesible y lo jugó de esa forma. Inglaterra también la tuvo fácil. De ahí creo que no hay más candidatos.

El juego entre estas dos últimas potencias será poco atractivo. No se van a hacer daño y de seguro los entrenadores van a cuidar a sus jugadores.

Estamos ante un Mundial con un nivel futbolístico algo bajo, pero con una paridad de juego. Esto hace de este torneo muy atractivo.