Futbolero
20 de junio de 2018 14:08

La reducción de los espacios

Santiago Escobar, entrenador de Universidad Católica

Santiago Escobar, entrenador de Universidad Católica

Santiago Escobar
Entrenador de U. Católica

Para empezar, quiero mencionar que se ha acortado la distancia futbolística de los equipos llamados chicos respecto de las grandes potencias de este deporte. En esta primera fecha hemos visto cómo equipos aparentemente con un potencial inferior han complicado a otros fuertes. Eso otorga otro aditamento distinto al Mundial.

Desde hace años hemos hablado de cómo se ha equiparado el fútbol por las ayudas tecnológicas, por el trabajo físico y el trabajo mental. Siempre se dice que son 11 contra 11 y así le pasó a Argentina en el partido contra Islandia. Lo mismo ocurrió con Inglaterra, equipo al que le costó ganar a Túnez y lo consiguió en los últimos minutos. España tuvo dificultades contra Portugal. Brasil no le pudo ganar a Suiza.

¿Habrá reacción de las potencias? Vamos a ver si colectivamente las selecciones favoritas tienen lo suficiente para reaccionar y tengamos un Mundial con esa calidad futbolística que todos esperan.

Las tácticas y las estrategias han sido marcadas con el 1-4-4-1-1, con el retroceso de los equipos, y también con el 1-4-2-3-1. Los equipos más limitados han utilizado líneas de cinco en el fondo con cuatro hombres por delante defendiendo dentro del área grande.

Se puede retroceder en el fútbol y ser siempre defensivo, pero lo más llamativo ha sido el cómo lo logran en el Mundial. Lo hacen hasta el punto del penal o en el área de los 5,50 m para defender.

Dentro de las generalidades, el equipo colectivo más atractivo ha sido México. La decepción: Argentina.