Futbolero
16 de febrero de 2018 11:38

Yúber Mosquera, el licenciado que comió fritada

Yúber junto al ‘profe’ Santiago Escobar, en La Armenia. Foto: ÚN

Yúber junto al ‘profe’ Santiago Escobar, en La Armenia. Foto: ÚN

Mauricio Bayas
(D)

Lleva un bolso negro de cuero en su mano derecha y en la izquierda, una botella plástica con un batido.

En el bolso se lee: Yúber Mosquera. El defensa colombiano de la Universidad Católica es un ‘parcero’ a todo dar.

El zaguero llegó por pedido del entrenador Santiago Escobar. Con el ‘Sachi’ se conocen desde el Deportivo Táchira. ‘Yu’, como lo llaman los panas, dejó el fútbol venezolano después de nueve años.

“Encontré buenas personas y un proyecto bastante serio. El ‘profe’ me habló de grandes objetivos con este equipo y por eso me animé a venir”, manifiesta el zaguero.

Su cordialidad le ha permitido hacerse panita de la mayoría de futbolistas. Le perdió miedo a manejar en Quito y ya tiene un auto para desplazarse desde el norte de la capital hasta La Armenia.

Así viaja todos los días. Y hasta ya se animó a salir a pasear con sus dos hijas y su esposa, que viven en Quito.

Por recomendación de sus amigos, después del último amistoso del domingo, decidió ir a comer una golosina especial: una fritadita.

El preparador de goleros, Manuel Sanhouse, es uno de los guías y quien le explicó cómo orientarse en la urbe.

“El trato de Facundo Martínez, de Galíndez (Hernán) y del ‘Pichu’ Escalada son fenomenales. Uno se siente bien, como en casa”, dice Yúber.

Las primeras semanas le costó adaptarse a la altitud. Sintió todos los estragos, pero fue cuidadoso en tomar medicinas para superar el malestar y acoplarse a Quito.

Como buen colombiano, le gusta escuchar salsa y vallenato. También escucha cumbias y de todo un poco en el camerino. A sus 33 años está feliz de iniciar un nuevo reto con la ‘Chatoleí’.

Una de las cualidades del zaguero es pisar el área contraria para subir a cabecear en los tiros de esquina. En su cuenta ha marcado más de 20 goles durante los nueve años que jugó en el fútbol venezolano.

Según los entrenamientos y en los amistosos que jugó durante la etapa de preparación con Católica, Mosquera fue dupla con Guillermo de los Santos en la defensa central.

“Ahora nos conocemos más con Yúber. Enfrentarnos a Barcelona será una prueba muy difícil y hay que estar concentrados los 90 minutos”, dice De los Santos.

Mosquera sonríe al rememorar sus inicios en el Bello Fútbol Club, del Municipio de Bello, perteneciente a Antioquia. Así se llamaba el equipo en el que se formó.

Allí debutó en la Serie B en el fútbol profesional y dio el salto al Envigado. Decidió estudiar una carrera para complementar su formación como futbolista. Siguió una licenciatura en Educación Física y Deportes.

Jugó en Colombia hasta el 2009 y luego se fue a Venezuela. Llegó al Deportivo Lara, pero sus mejores años fueron en el Deportivo Táchira.

Allí consiguió tres títulos y tuvo vitrina internacional en las copas Sudamericana y Libertadores. Cuando le ofrecieron llegar a la Católica revisó que el equipo tiene protagonismo en torneos internacionales y se animó a venir.