placeholder
Las Últimas
1 de septiembre de 2022 22:29

La alegría regresa al plantel 

Los guaguas y guambras están emocionados de regresar a clases.

Los guaguas y guambras están emocionados de regresar a clases. 

Karen Madrid

El 1 de septiembre de 2022, entre sonrisas y algo de preocupación, ‘peques’ y adolescentes vivieron la inauguración de su nuevo período escolar. El comercio en los alrededores de los planteles también se reactivó.

Ese movimiento volvió a las inmediaciones del colegio María Angélica Idrobo, en el norte de la capital. En los alrededores estaban comerciantes, chicos con sus uniformes, papitos con sus respectivos guaguas y las furgonetas en fila a la espera de los estudiantes.

Parada en la puerta del colegio, con un chaleco azul, estaba Alexandra Zambrano. Ella se ha dedicado al transporte escolar desde hace 10 años y se mostró contenta por comenzar este nuevo año lectivo. “Estamos emocionados por trabajar, estábamos parados mucho tiempo”, dijo con una amplia sonrisa y añadió que en sus recorridos lleva guaguas desde los tres años en adelante.

En la esquina del mismo plantel estaba Jaqueline Vera, quien desde las 09:00 ya armó su puesto de venta de uniformes.

Muchos papitos y mamitas se le acercaron para hacer las compras de último momento. “No hay toda la materia prima y los valores han subido, yo voy a ver la mercadería a las 03:00, pero trabajamos con fe” contaba mientras atendía a sus clientes.

La puerta del colegio estaba llena de familiares de los peques y adolescentes, que los acompañaron al acto inaugural. “Estoy feliz de volver, me da miedo, pero extrañaba a mis amigos”, dijo Jenny García, estudiante de tercero de bachillerato.

La gente hasta llegó a la panadería que está frente a esta unidad educativa. Su propietaria, Josselyn Mora, contó que a los chicos les encanta ir a comprar pan y yogur antes y después de las clases. “Este día es como una fiesta, ya necesitábamos esta reactivación”, indicó Mora.

Las clases presenciales, son también, reactivación económica.

Las clases presenciales, son también, reactivación económica. 

En otro lado de la ciudad, en el valle de Los Chillos, los guaguas asistieron presurosos a sus escuelitas y los chicos, a los ‘coles’. La mayoría de niños fue con sus padres en sus autos, otros en taxi y hasta a pie.

En la puerta principal de la Escuela Fiscal Mixta Rafael Armijos Valdivieso había un cartel que decía: “Bienvenidos. Juntos otra vez, trabajando siempre con amor”. Mientras que, en el interior de la institución, había globos de colores colgados.

“Nuestra vocación y el compromiso de ser parte activa de una educación de excelencia hace que nos auto capacitemos para avanzar y proponer estrategias innovadoras con el fin de formar estudiantes competentes y preparados para la vida. Vamos con fuerza por un año lectivo de grandes sueños y proyectos”, expresó la profe Norma Lema.

Afuera de la institución, una furgoneta ubicada a una cuadra ofrecía uniformes escolares para los papitos que no tuvieron el chance de comprarlo antes.

Para las unidades educativas municipales también arrancó ayer el año lectivo. Y para inaugurarlo, el alcalde Santiago Guarderas estuvo la U. E. San Francisco de Quito, en Guayllabamba. Allí habló sobre las adecuaciones a los 20 planteles municipales, en los que se invirtieron unos USD 2,7 millones.

“Regresamos después de clases virtuales, fue un encuentro emotivo con los compañeros con nuevas perspectivas de aprendizaje en este año”, dijo Carolina Rodríguez, alumna de segundo de bachillerato.