Las Últimas
22 de marzo de 2018 08:36

Boda ahora se anula en un año

Quienes anulan su boda católica de manera oficial pueden volver a casarse. Foto: Betty Beltrán / ÚN

Quienes anulan su boda católica de manera oficial pueden volver a casarse. Foto: Betty Beltrán / ÚN

Betty Beltrán

Diciembre. 2015. El papa Francisco modificó el código de Derecho Canónico para evitar que, ante la complejidad y los costos de un proceso de nulidad matrimonial eclesiástica, los católicos se abstengan de verificar la validez del sacramento y lo rompan así nomás.

A partir de ese momento, los pedidos para anular las bodas “llovieron”. Solo en el 2016 se registraron en la Arquidiócesis de Quito, 146 casos, cuando en el 2015 hubo entre 30 y 40. En el 2017 se presentaron unas 90 causas y en lo que va de este año, 20.

Con ese cambio, la intención del Pontífice fue acelerar los procesos, pero no favorecer la nulidad de los matrimonios. Y ese paso ya tiene su efecto: antes un proceso demoraba hasta unos cuatro años, actualmente un año.

Monseñor Hugo Reinoso, presidente del Tribunal de Matrimonios Arquidiocesano, señala que esa largura de los procesos se debía a cómo estaban formados los tribunales y la colaboración que prestaban los interesados de la nulidad.

Los miembros de cada tribunal debían tener títulos en derecho canónico, y no solo el juez presidente, sino también el relator y el tutor. El tribunal también está conformado por un notario y un defensor del vínculo. En la actualidad son los mismos integrantes, pero hay flexibilidad con el grado académico.

Esos equipos de trabajo los eligen los obispos de cada Diócesis. En el país hay ocho tribunales: el de la Arquidiócesis de Quito tiene injerencia en la diócesis de Latacunga y los vicariatos de Esmeraldas y Napo.

En cambio, el de Guayaquil maneja los casos de Azogues, Machala, Babahoyo y Galápagos. Mientras tanto, Cuenca conocerá las causas de Méndez. Y Portoviejo abarcará las de Santo Domingo.

Loja se encargará de abocar conocimiento de las causas que se generen en Zamora. Ambato con las de Guaranda y Puyo. Ibarra tendrá injerencia en Tulcán, Aguarico y Sucumbíos. Y la Diócesis de Riobamba conocerá las causas de su jurisdicción.

Causas nulidad

¿Cuáles son los motivos por los que puede declararse nulo un matrimonio? Monseñor René Coba, obispo Castrense del Ecuador, dice que las causas están fijadas en el código de Derecho Canónico; o sea, grave inmadurez, incapacidad para ser esposos y padres, graves irresponsabilidades, trastornos psicológicos, no querer tener hijos, casarse obligado, aversión a la Iglesia

Antes de dar este paso, conviene hablar con el párroco o con un sacerdote conocido. Debe adjuntar: demanda, certificados de matrimonio eclesiástico, partidas bautismales, sentencia de divorcio civil y lista de testigos.

No hace falta que ambos cónyuges estén de acuerdo en presentar la demanda, basta con la determinación de una de las partes. Si es viable, el demandante deberá elegir un abogado especialista en derecho matrimonial canónico, agrega monseñor Reinoso.

El Papa ha pedido a las conferencias episcopales que se asegure la gratuidad del proceso. Los promotores de una causa podrán hacer aportaciones voluntarias; actualmente el coste de una nulidad está en USD 200. Y la mayoría de solicitantes es de la clase media para abajo.

Una vez obtenida la sentencia favorable se notifica a las parroquias donde se bautizaron los cónyuges para inscribir la declaración de nulidad en los libros correspondientes. Después se puede contraer matrimonio por la Iglesia.