Las Últimas
21 de diciembre de 2018 09:47

Carlota Jaramillo llegó al Museo del Pasillo

La estatua de Carlota Jaramillo se encuentra en la segunda planta del Museo del Pasillo. Foto: ÚN

La estatua de Carlota Jaramillo se encuentra en la segunda planta del Museo del Pasillo. Foto: ÚN

Redacción Últimas Noticias
(I)

Impacta con solo verla. En la segunda planta del Museo-Escuela del Pasillo, ubicado en la esquina de la García Moreno y Bolívar, ya está la estatua de Carlota Jaramillo, más conocida como la “La Reina de la Canción Nacional”.

Luce un traje negro con blanco y en el puño, el micrófono. A dos pasos de ella, un cuadro con la Gaviota de un festival chileno, uno de los tantos reconocimientos a su trayectoria y a su voz. En esa misma sala están otros grandes: Julio Jaramillo, Olimpo Cárdenas y Carlos Rubira Infante.

La estatua de la cantante de ‘Sendas distintas’ fue llevada hace dos días hasta el Museo, pues su elaboración en fibra de vidrio tardó algo más de lo previsto. Igual ocurrió con la del cantante Pepe Jaramillo.

La imagen de este impulsador del folclore ecuatoriano, llamado también “El Señor del Pasillo”, se ubicó en la primera planta, junto al balcón costeño de los serenos.

El tercer nuevo inquilino de este Museo, inaugurado el 3 de diciembre por el presidente Lenín Moreno, es el compositor lojano Segundo Cueva Celi. El busto del autor de ‘Corazón que no olvida’ y ‘Pequeña Ciudadana’ está en la segunda planta, cerca de otros grandes: Francisco Paredes Herrera, Carlos Amable Ortiz y Benigna Dávalos.

La inauguración oficial de las dos estatuas y del busto se hará el 15 de enero del 2019. Aún faltan por llegar al edificio señorial, construido en 1907 y que tiene tres pisos, otros insignes compositores: Carlos Bonilla y Homero Hidrobo.

Con esas nuevas personalidades ya tiene un pretexto más para ir al Museo y conocer más sobre la riqueza musical del país y de paso, escuchar buenos pasillos y aprender a bailarlo.

Por si acaso, todos los domingos a partir del mediodía se arma una serenata en aquel sitio de encuentro y de bohemia, la Cantina El Aguacate (al fondo de la primera planta). Sin embargo, ese espacio se inaugurará oficialmente el próximo año.

Y todo porque, como dijo Mario Godoy, consultor y curador del Museo-Escuela del Pasillo, en ese lugar solo se escucharán pasillos en vivo y en directo, para que las nuevas generaciones se contagien de este género musical de siempre.