Las Últimas
8 de febrero de 2019 11:08

Colegio Cotocollao cumple 63 añitos

La sesión solemne tuvo lugar este 8 de febrero del 2019 en el Salón de la Ciudad, en el Municipio. Foto: Twitter Educación Quito

La sesión solemne tuvo lugar este 8 de febrero del 2019 en el Salón de la Ciudad, en el Municipio. Foto: Twitter Educación Quito

Redacción Últimas Noticias
(I)

El actual Colegio Municipal Cotocollao comenzó sus actividades como una escuelita de corte y confección. De aquello ya son 63 años. La mañana de este viernes 8 de febrero del 2019 se realizó la sesión solemne para recordar ese trabajo.

El evento tuvo lugar en el Salón de la Ciudad, ubicado en los bajos del palacio municipal (Chile y Venezuela).

Las autoridades y los alumnos llegaron, con sus mejores galas, a este acto que comenzó pasadas las 09:00. La Banda Municipal dio la señal de arranque con el Himno Nacional. Luego las palabras de la rectora María del Carmen Tipán.

Dijo que hablar del aniversario del plantel es recordar “nuestro paso por la historia, las cosas buenas y malas que han ocurrido, pero siempre rescatando el trabajo tesonero de la comunidad educativa del Cotocollao”.

La institución nació el 3 de febrero de 1956, con 60 alumnos, en el sector 25 de Mayo, el corazón de Cotocollao. Con el tiempo y las aguas fue creciendo.

Luego pasó a ser escuelita de ciclo básico popular, posteriormente se transformó en un colegio de bachillerato. Recién en el 2014-2015 el colegio asumió el liderazgo de matricular a estudiantes desde octavo de educación básica hasta tercero de bachillerato. Así que el próximo año graduarán a la primera promoción de esta última horneada.

Actualmente en el plantel se educan a 195 alumnos en la jornada matutina y 135 en la vespertina; con 16 docentes. Así que todos estuvieron alegres y participando en las actividades por su cumpleaños.

Durante la mañana también hubo un número de declamación, de danza y la entrega de reconocimientos a los docentes más antiguos de la institución.

No faltaron los aplausos para un grupo de docentes que, hace tiempo, estuvo
enseñando en el Cotocollao. El pasado año, en cambio, estuvieron los antiguos rectores del plantel. Todo porque el agradecimiento y la gratitud son las esencias del Cotocollao.