Las Últimas
24 de mayo de 2018 06:46

¿Quién disparó a Kira?

Kira deberá pasar, al menos, un mes en la veterinaria, donde recibe cuidados especiales. Foto: Eduardo Terán / ÚN

Kira deberá pasar, al menos, un mes en la veterinaria, donde recibe cuidados especiales. Foto: Eduardo Terán / ÚN

Ana Guerrero

Un disparo calló el ladrido que por nueve meses alegró a un hogar. Kira es una perrita que la noche del martes 22 de mayo del 2018  recibió un disparo. En buena hora, salió con vida.

Quien disparó fue un policía, asegura la dueña de la mascota, Janeth Taco. Hay un video que así lo atestigua. La Policía Nacional dijo que revisa el material para verificar la identidad del motociclista.

Taco tenía previsto poner una demanda judicial la tarde del miércoles 23 de mayo. Ella no está dispuesta a dejar este acto en la impunidad.

El hecho ocurrió apenas a unos pasos del ingreso a la Unidad de Policía Comunitaria Quito Sur, en la Diego Vaca de la Vega y Diego de Palomino. La mujer cuenta que su hija de 16 años salió de su casa -a dos cuadras del lugar de los hechos- acompañada de la perrita, para comprar una salchipapa. Cuando volvían, la joven se encontró con unos amigos y se quedó un rato con ellos.

En el video se ve que quien presumiblemente es un policía, hace ademanes pidiendo a los jóvenes que se retiren. Kira le ladra.  Los jóvenes se van, junto con la perra, y el motociclista los sigue. Kira regresa a ladrarle. Se ve entonces que el supuesto policía ‘lanza’ la moto a la perra que continúa ladrando. El hombre se baja del vehículo, saca una pistola y dispara a la perra.

Kira, con la mandíbula partida en dos y sin un pedazo de lengua, huye. El video muestra que los hechos ocurrieron a las 19:39.

Vecinos de la Quito Sur se quejaron de lo que consideran un mal servicio de la Policía en la zona.Foto: Eduardo Terán / ÚN

Vecinos de la Quito Sur se quejaron de lo que consideran un mal servicio de la Policía en la zona.Foto: Eduardo Terán / ÚN

¿Quién grabó?

Marco Alomoto, morador del sector desde hace 46 años, instaló cuatro cámaras en la fachada de su casa.  El hombre colocó los equipos para pillar a los cochinos que se orinaban en las afueras de su predio y en los bordes del contenedor en la vía. Además, la meta era evitar que los vecinos botaran basura en la calle.

Lo que Alomoto no se imaginaba era que la noche del martes, las cámaras captarían la terrible escena.  Hasta el mediodía del miércoles se podían observar algunos rastro de sangre. Janeth Taco contó que policías que fueron al lugar para tomar procedimiento del caso encontraron el casquillo de la bala. Por eso cree que se podrá saber quién disparó.

La peluda fue llevada a una veterinaria del sur. Allí estará durante al menos un mes, con el hocico vendado, alimentándose por sondas y dispuesta a las dos cirugías que son necesarias para que esté mejor.

Para la dueña, quien cuenta que recibió a Kira en su hogar cuando tenía 2 meses de nacida, la agresión a su perrita es un dolor que se suma al ocasionado por la muerte de su madre, apenas el domingo 20. Es una tragedia más, comenta y, a la par, recuerda lo pegadas que eran su mamá y el animal.