Las Últimas
11 de julio de 2018 11:45

Emaseo enfrenta otro lío

La mañana de este 11 de julio del 2018, en las instalaciones de Emaseo de la Mariscal Sucre se observó un grupo de trabajadores reunidos en el sitio.

La mañana de este 11 de julio del 2018, en las instalaciones de Emaseo de la Mariscal Sucre se observó un grupo de trabajadores reunidos en el sitio.

Redacción Últimas Noticias
(I)

Un nuevo problema se armó en Emaseo. Todo porque un grupo de trabajadores se manifestó en las afueras de las instalaciones de la avenida Mariscal Sucre y Mariana de Jesús.

Según informó la entidad municipal, aproximadamente a las 17:00 de ayer, 10 de julio del 2018, (hora de salida de los empleados y autoridades) un grupo de trabajadores sindicalizados y gente ajena a la institución impidió la salida de empleados y autoridades.

La mañana de este 11 de julio, fuentes de Emaseo informaron que alrededor de las 02:00 la gente ya pudo salir. Sin embargo, indicaron, a partir de las 10:30, el gerente de Emaseo, Juan Neira, daría decoraciones a la prensa. Esta mañana se observó un grupo de trabajadores reunidos en el sitio.

Emaseo aseguró que los manifestantes obligaron el cierre de las puertas de acceso de la empresa.

No obstante, Segundo Hidalgo, secretario general del Comité de Empresa “Febrero 18”, de Emaseo, dijo que a ningún momento impidieron la salida ni del personal ni de los vehículos recolectores.

Aseguró que sus compañeros que están en el turno de la noche debieron dejar la protesta una vez que su jornada laboral empezó, y salieron en los carros a trabajar. “Nos mantendremos aquí hasta que el Gerente de la empresa nos dé una cita para poder dialogar sobre el arrendamiento de los recolectores”.

La manifestación se debió al descontento por parte de algunos trabajadores frente a la firma de un contrato entre Emaseo y una empresa privada para rentar vehículos que realicen la recolección en Quito.

En la manifestación se levantaron consignas como “queremos maquinaria para trabajar”, y “el arrendamiento no es la solución”. Durante la manifestación hubo una fuerte presencia policial.

Los trabajadores se referían al proceso que emprendió la entidad municipal para solucionar la crisis de la recolección de basura en el Distrito Metropolitano de Quito.

A inicios de este año, las autoridades de Emaseo declararon en emergencia al proceso de renovación de la flota con el objeto de recuperar los camiones de basura obsoletos e incorporar nuevas unidades.

Según la empresa, esta figura de arrendamiento tiene condiciones favorables para los intereses de la ciudad. El arrendamiento de los 40 vehículos será por cuatro años con un costo de USD 50 850 182.

El Municipio pagará USD 11 795 750,40 cada año. Esto implicará un ahorro de, bajito, USD 9 millones en comparación con las ofertas de compra ofertadas con el mismo fin.

De acuerdo con Hidalgo, dentro de cuatro años, cuando termine el arrendamiento, Quito se quedará sin maquinaria para la recolección y ellos sin una fuente de trabajo.

Por su parte, Neira rechazó estos actos y aseguró que son generados por intereses extraños y ajenos a la entidad que buscan caotizar el proceso de provisión de recolectores de desechos sólidos para solucionar la crisis sanitaria que enfrenta la ciudad desde hace finales del año pasado.

De esto último dan fe los vecinos de la ciudad que, en algunos sectores, no hay componte en la recolección de basura. Los desperdicios se acumulan y están desperdigados en la vía.