Las Últimas
10 de abril de 2018 11:58

Entregó bienes de sus patrones a los choros

Hasta la Unidad de Flagrancias, en Quito, fue llevada la empleada involucrada en el lío. Foto: Diego Bravo/ ÚN

Hasta la Unidad de Flagrancias, en Quito, fue llevada la empleada involucrada en el lío. Foto: Diego Bravo/ ÚN

Diego Bravo
(I)

Lo que la Policía considera una nueva modalidad de robo se registró en Cumbayá, oriente de Quito. Las víctimas del delito, ocurrido ayer, 9 de abril del 2018, presentaron la denuncia y la empleada doméstica fue detenida para las investigaciones.

¿Cómo sucedieron los hechos? La hija de la perjudicada contó que la empleada doméstica entregó computadoras, tablets, celulares y joyas a desconocidos.

“Había recibido una llamada indicándole que mi mamá tiene un embargo del banco y que debía salir a entregar todo”, explicó la joven. El objetivo era evitar que en el supuesto embargo se lleven las cosas de mayor valor.

Tras el incidente, las víctimas presentaron la denuncia y como pruebas entregaron las filmaciones del sistema de cámaras en el que aparece la doméstica con dos bolsas grandes de basura en las que saca las cosas. “Caminó como seis cuadras y le entregó a una mujer que se movilizaba a pie”.

Después, la doméstica regresó y se comunicó con la dueña de casa y le explicó lo que había hecho. “Creemos que (el robo) es en complicidad”, expresó la hija de la víctima.

El monto del robo asciende a USD 20 000 entre tres computadoras portátiles nuevas, dos tablets, un celular y dos cajas que contenían joyas.

El sargento de Policía Franklin Molina, de la UPC de Cumbayá, indicó que atendieron la emergencia a las 12:30. “Es una nueva modalidad de robo y la gente debe tomarla en cuenta. No deben confiarse. Si tienen empleadas deben explicarles sobre lo que está pasando”.

Cuando el uniformado dialogó con la empleada doméstica, ella le manifestó que una mujer se hizo pasar como amiga de la dueña de casa y le dijo que le entregue las cosas para evitar que las embargaran. Le indicó que le va a hacer un favor y que le encargue las cosas de mayor valor.

Además, según informó el uniformado, la mujer también manifestó que primerito recibió la llamada de un hombre que se hizo pasar como fiscal y le dijo que le iban a allanar la casa. Luego se comunicó la mujer que se hizo pasar como amiga de la dueña de casa y le pidió las cosas. Y ella le entregó las pertenencias que le señaló la supuesta amiga.

Pero ahí no quedó la historia, luego de contar los hechos, la empleada doméstica fue trasladada a la Unidad de Flagrancias, en la avenida Patria y 9 de Octubre, centro norte de Quito. Se esperaba que la audiencia de flagrancia se realice en las próximas horas.

Recuerde estar pilas con los vivos que andan sueltos. Una opción para tener el respaldo policial en casos como el ocurrido en Cumbayá o en otros es mantener habilitado el botón de seguridad en su teléfono celular. El proceso es muy sencillo, solo debe acercarse a la Unidad de Policía Comunitaria más cercana. En esta le ayudan de una.