Las Últimas
31 de julio de 2017 17:14

Un hombre fue sentenciado a prisión por asesinar a un perro en Quito

Galo B. tiene bajo su cuidado a cinco perros en el interior de su domicilio. Foto: Paúl Rivas / ÚN

Galo B. tiene bajo su cuidado a cinco perros en el interior de su domicilio. Foto: Paúl Rivas / ÚN

Andrés García

Galo B. fue sentenciado a siete días de prisión y deberá pagar una multa del 25% de un Salario Básico Unificado por ser hallado culpable de maltrato animal. La mañana de este lunes 31 de julio de 2017 se desarrolló su audiencia de flagrancia en el Complejo Judicial de Quitumbe, al sur de Quito.

Durante la audiencia, se presentaron fotografías en las que se observa a Galo B. apuñalar a una perra hasta causarle la muerte. El hecho ocurrió en la terraza del domicilio del infractor, localizado en el sector de Chimbacalle, al sur de Quito. Así lo contó Adrián Flores, coordinador del Complejo Judicial de Quitumbe.

Según Flores, el caso se trató de un delito flagrante, ya que a través de denuncias ciudadanas y de evidencias gráficas se logró la captura del sospechoso en su propio domicilio. El funcionario contó que sí se han registrado otros casos de maltrato animal, pero en su mayoría se quedan en etapa de investigación. “Aquí la Policía Nacional tomó procedimiento y se logró la captura del señalado”, sostuvo.

René G. reside a pocos metros de la casa del señalado y fue uno de los testigos del hecho. El ciudadano aseguró que Galo B. vive solo y tiene bajo su cuidado a cinco perros en el interior de su domicilio. Incluso, dijo, tiempo atrás recibió algunos canes que fueron abandonados y les dio posada en su hogar. “El les da la comida siempre y limpia el predio. Pero los vecinos le hemos pedido que lleve a los canes a otro sitio más amplio”, indicó.

Sin embargo, el domingo 30 de julio Galo B. habría estado libando al interior de su domicilio con otras personas. En ese momento, una perra French Poodle que tenía bajo su cuidado, llamada Blanca, fue atacada por otro can que también albergaba en su casa. Blanca sufrió heridas en su cuello. Al ver la escena, Galo B. tomó represalias contra Niebla, la perra que mordió e hirió al ejemplar más pequeño.

“Primero le pegó y le dio contra la pared. Al ver que no le causaba tanto daño, buscó un cuchillo y la apuñaló más de seis veces”, narró el testigo. Fue entonces que algunos moradores tomaron fotografías y llamaron a la Policía Nacional.

Galo B. recibió la máxima sentencia tipificada para la infracción de maltrato animal en el Código Orgánico Integral Penal (COIP). En el artículo 249, se estipula que la persona que por acción u omisión cause daño, produzca lesiones, deterioro a la integridad física de una mascota o animal de compañía, será sancionado con pena de 50 a 100 horas de servicio comunitario. Si se causa la muerte del animal será sancionado con pena privativa de libertad de 3 a 7 días.