Las Últimas
21 de enero de 2019 10:05

Incertidumbre por pagos en La Carolina

Ángel Álava aún debe pagar USD 8 000 acumulados, además de una mensualidad de USD 441. Foto: Ana María Carvajal / ÚN

Ángel Álava aún debe pagar USD 8 000 acumulados, además de una mensualidad de USD 441. Foto: Ana María Carvajal / ÚN

Ana María Carvajal
(I)

Además de opciones gratuitas para jugar, recrearse, descansar o hacer deporte, La Carolina tiene muchos otros servicios que están a cargo de comerciantes autónomos y emprendedores.

En el parque del norte de Quito hay seis asociaciones de trabajadores. Algunos, como Ángel Álava, del restaurante de comida manabita El Ñato, dejaron su quiosco a cambio de trabajar en un modelo de cogestión.

El Municipio le dio el sitio y él armó su restaurante y se encarga del mantenimiento de los alrededores.

Hasta el año pasado, Álava debía pagar USD 401 al mes, pero afirma que no sabía dónde, porque desde el 1 de marzo 2016, cuando el parque pasó de la Administración Zonal Eugenio Espejo a la Epmmop, no les dieron una opción.

En diciembre le dijeron que ese costo subiría a USD 441 y que debía pagar
USD 16 000 de golpe por los meses que no había cancelado. Luego de pedir prórroga, lograron que les dejaran abonar la mitad y completarlo hasta junio.

Los que aún no saben qué pasará con sus pagos son los ambulantes. Según Yajaira Pineda, de la Asociación Carolina 1,a ellos les sorprendieron cuando les dijeron que les tocará pasar de pagos de entre USD 35 y 800 al año, a sumas de USD 2 000 o hasta USD 6 000.

Ella y su colega Blanca Caiza, presidenta de la Asociación Simón Bolívar, coinciden en que sus negocios son modestos y les resulta casi imposible pagar sumas tan altas. Por eso, la semana pasada protestaron en las afueras de la Epmmop. Sus directivos les convocaron a una mesa de trabajo para este 24 de enero.

La Asociación de Álava tiene siete socios que se solidarizan con sus compañeros. Están preocupados de que a futuro les cambien las reglas del juego. Todos quieren seguir trabajando.

El dato Desde el 2016, el control del parque pasó de la Administración Zonal Eugenio Espejo a la Epmmop. Los comerciantes no sabían cómo pagar las regalías.