Las Últimas
12 de julio de 2018 08:50

La Circasiana, en la ruta de palacios

La muestra museográfica ya está lista en La Circasiana, en el norte de Quito. Foto: ÚN

La muestra museográfica ya está lista en La Circasiana, en el norte de Quito. Foto: Ana Guerrero/ ÚN

Redacción Últimas Noticias
(I)

La Circasiana muestra sus tesoros e historia. Este 12 de julio del 2018 se abre la muestra museográfica para conocer con santo y seña la historia de la edificación patrimonial. La casa se une a la Ruta de los Palacios de Quito, junto con Carondelet, el de La Exposición y, próximamente, el de Najas.

La casa que empezó a construirse en 1890, desde hoy, revela, además de su propia historia, la de sus antiguos ocupantes y la del desarrollo de su entorno.

Que los terrenos donde se levanta el edificio patrimonial, en la Colón y 10 de Agosto, eran parte de la aún existente Comuna de Santa Clara de San Millán es un dato que podrá conocer a fondo en las visitas. Estas son de lunes a viernes, de 08:00 a 16:00. Se trata de una muestra permanente que se irá enriqueciendo.

De pasito, le cuentan que La Circasiana era la quinta, una casa de descanso, de los Jijón y Caamaño. La vivienda principal de esta familia pudiente estaba en la calle Sucre, en el Centro.

Y a que no sabía que bautizaron a la vivienda debido a la novela que en su momento leyó Dolores Caamaño: ‘La Circasiana: historia del tiempo de la Regencia’, que exaltaba la belleza de las mujeres de Circasia.

Además, se enterará de pormenores como que frente al predio se encontraba la vivienda de un líder indígena. Y hasta asambleas hacían.

Pero no vaya a creer que el recorrido se queda en el mero discurso, hay fotos, mapas y para los más modernos se ha implementado tecnología. Si se baja la aplicación HP Reveal, podrá ver imágenes con realidad aumentada y más información del predio.

Hasta realidad aumentada, a través de una aplicación, puede ver.

Hasta realidad aumentada, a través de una aplicación, puede ver.

El lanzamiento de esta propuesta -se prevé que los visitantes cuenten con un guía- se da en el marco del aniversario número 40 de la vida institucional del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. Los funcionarios de esta institución son los actuales ocupantes.

La Circasiana es la sede matriz del Instituto desde 1992. El Municipio de Quito compró a la familia Jijón este inmueble y dio en concesión a esta institución.

Paula Hermida es una de las trabajadoras que labora en el palacio y es parte del equipo de investigación histórica de la iniciativa que se abre hoy. Cuenta que además de saber la historia de la casa, los visitantes saldrán filitos en los detalles del contexto en el que se levantó.

De entrada, la época fue marcada por el liberalismo, la modernidad y las ideas de progreso. Sin olvidar que Quito estaba en crecimiento y las familias ricas salían del Centro hacia el norte.

En el recorrido, además, comenta Hermida, tendrá chance de visitar salones emblemáticos. Y en cada espacio se colocaron placas para que conozca para qué se usaban antaño.

Santo y seña

Manuel Jijón Larrea 
terrateniente y aristócrata de la época, encargó la construcción de La Circasiana (1890-1898) al arquitecto alemán Francisco Schmidt, quien había edificado inmuebles como el Teatro Sucre.

Al final del siglo XIX, La Circasiana fue casa de descanso por Manuel Jijón Larrea, Dolores Caamaño y su hijo Jacinto.

Los salones de La Circasiana fueron espacios de encuentro de grupos políticos e intelectuales a los que Jijón y Caamaño se relacionó.