Las Últimas
24 de septiembre de 2018 09:06

Migrantes venezolanos tienen seis días para dejar albergues

23 venezolanos reciben ayuda actualmente en el Centro de Tránsito Temporal de Solanda, ubicado en el sur de la capital. Foto: Patricio Terán / ÚN

23 venezolanos reciben ayuda actualmente en el Centro de Tránsito Temporal de Solanda, ubicado en el sur de la capital. Foto: Patricio Terán / ÚN

Redacción Últimas Noticias
(I)

Los migrantes venezolanos tienen como plazo hasta el próximo domingo 30 de septiembre para quedarse en los seis Centros de Tránsito Temporal (CTT), que implementó el Municipio en la capital.

Esto, luego de la declaración de emergencia humanitaria emitida por el Viceministerio de Movilidad Humana que finaliza en esa fecha. La misma medida adoptó la Alcaldía de Quito para hacer frente a la afluencia masiva de llaneros en situación de movilidad humana.

Eso inquieta a quienes se encuentran en los CTT. Por ejemplo, los 23 que permanecen en el de Solanda, sur de Quito. La mañana del domingo 23 de septiembre, personal del Municipio de Quito les habría notificado que deben salir de allí.

Frank Ponte tiene 49 años y es oriundo de Caracas, Venezuela. Asegura que permanece en el CTT de Solanda desde hace un mes y medio. Señaló que personal municipal les anunció a primera hora del domingo que tenían que abandonar ese lugar al mediodía de ayer mismo.

“Nos quieren sacar como a perros. Nosotros no tenemos adónde ir”, señaló.
Ponte contó que su hija está internada en la Maternidad Isidro Ayora, porque dio a luz hace pocos días. Agregó que su nieto es ecuatoriano y se llama Franklin Alejandro. “Como mi hija estaba embarazada, nos dijeron que nos podían ayudar seis meses en el albergue. Pero hoy nos pidieron que desalojemos”.

César Mantilla es secretario de Inclusión Social del Municipio. Negó que se haya intentado reubicar a los migrantes venezolanos que estaban en los centros de tránsito temporal peor pedirles que se fueran.

Aclaró que los CTT son puntos de paso, es decir, “sabían que deben salir”.

En ese sentido, se hizo acercamientos con varias instituciones como Acnur, MIES, Consejo Noruego y Viceministerio de Movilidad Humana para que cada migrante comience a hacer su vida aquí y se les brinda ayuda. Les informan que no pueden quedarse en los CTT. Se les asesoró a quienes pueden aplicar para ser refugiados o los trámites que deben seguir para regularizarse.

También les asesoran técnicamente sobre los lugares a los que pueden ir a vivir y les informan sobre costos de arriendos, distancias, barrios, tipos de casas.

En la actualidad -indicó Mantilla- se realiza un abordaje personalizado con cada ciudadano venezolano en el que se les indica que el plazo de los CTT finaliza el 30 de septiembre. Luego se activará otra ruta de trabajo para apoyarlos.

Por ejemplo, se les indica que pueden acceder a un cupo del programa de alimentos durante seis meses.

“Una familia de cinco personas tiene USD 125 para su comida en un local comercial. Eso se activa luego de que salgan de los centros”, informó Mantilla.
También existen organizaciones que apadrinarán los arriendos de los llaneros hasta que puedan conseguir empleo y establecerse.

En otros CTT hubo tranquilidad ayer. En el de Bellavista y Real Audiencia (norte) no se pidió a los llaneros que salieran. Pero les indicaron que no pueden quedarse allí de forma indefinida. El plazo es el mismo: el 30 de septiembre.