Noticias
2012-12-18 20:31:03

Pérez quiso el metro

LaLa autopista al valle de Los Chillos fue una de las obras mu00e1s trascendentes de su gestiu00f3n.
Fernando Mendoza, desde Lima

Jorge Ribadeneirau00a0Álvaro Pérez Intriago, hoy de 76 años bien vividos, tuvo la satisfacción y alegría de dedicar sus 11 mejores a Quito y a Pichincha. Sus obras anuncian que lo hizo con eficiencia y entrega.

Comenzó a los 34 años cuando en 1970 fue elegido Prefecto de Pichincha, apoyado por la naciente Izquierda Democrática. No perdió tiempo y se dedicó al trabajo en pro de la provincia. Una tarea clave de su período fue la construcción de la autopista al valle de Los Chillos, que -al costo de 100 millones de sucres- se inauguró en 1976 y hoy es una vía super transitada y aplaudida.u00a0Luego, Álvaro Pérez se lanzó a impulsar otra vía provincial importante, la que une a Quito con la Mitad del Mundo. Con el apoyo de esas y otras obras, realizadas en el período que concluyó en 1976, Pérez Intriago se dio el gusto de triunfar en la próxima elección de Alcalde de Quito, en 1978.u00a0Una pena fue que para ello tuviera que vencer -con la enseña del partido liberal- a un gran amigo que fue candidato de la Izquierda Democrática, Manuel Córdova Galarza.u00a0Ya en la alcaldía -luego del período de Sixto Durán Ballén- Álvaro y su equipo diseñaron un plan integral de desarrollo de Quito hasta el año 2020.u00a0Tan entusiasta y ambicioso que uno de los objetivos fue la construcción de un metro para la ciudad de Quito, con miras a dar un paso grande en materia de transporte. Pero el proyecto reveló costos exageradamente altos para el Ecuador y el Quito de entonces.u00a0Los contactos fueron con los metros de París y Madrid, cuyos dirigentes opinaron que la idea era buena y la ciudad -larga, muy larga- necesitaba realmente un aporte de esa naturaleza y dimensión. Pero los quiteños y sus amigos chagras -ya 500 000 ciudadanos en conjunto- no estaban en capacidad de enfrentar esos costos.u00a0Pero el alcalde Pérez enfrentó otros desafíos como la dotación de un parque del nivel de La Carolina en el norte y de Fundeporte en el sur, este último con el aporte entusiasta de un futuro y destacado alcalde de la ciudad, Rodrigo Paz.u00a0Avanzaron también los trabajos de la importante avenida Occidental y los de ampliación de la 10 de Agosto. Nació y tomó cuerpo la avenida Amazonas que se constituyó entonces en un factor de desarrollo del norte. ? Por el sur no faltó el reconocimiento por la aparición de la avenida Morán Valverde, que por esos tiempos se perfilaba como el límite sur.u00a0El Plan de Desarrollo de Quito contemplaba la construcción del aeropuerto de Tababela y las vías de acceso, en conjunto con la entonces Dirección de Aviación Civil.

Los compañerosTodo ello más los adelantos en electricidad, agua potable y otros servicios fueron marcando una Alcaldía que se prolongó durante cinco años, hasta 1983. Los vicepresidentes del Municipio en esa etapa fueron Miguel Falconí y Luis Andrade Nieto.u00a0Entre los concejales constaron Iván Gallegos, Luis Oleas y Carlos Rodríguez. Este último fue conocido personaje que colaboró en el avance de barrios en las afueras y aledaños del Quito de esa etapa. Entre las obras merecen mención los 34 parques construidos con el aporte de unos 4 000 trabajadores de obras públicas.

El padre de ÁlvaroEl padre de Álvaro Pérez fue el ?Piñufla Pérez?, Alfredo, miembro de una conocida familia capitalina y cultor de la sal quiteña, quien fue actor y cantante durante la época de oro del teatro quiteño, en los años treinta, y luego desempeñó diversas funciones públicas y fue el fundador del Hotel Zaracay.u00a0La esposa de Álvaro es María Helena Salazar Anderson, quien fue elegida reina de belleza en un evento pan americano.Álvaro Pérez fue prefecto de Pichincha y alcalde de Quito. Muchas obras permanecen.