Noticias
2012-07-16 11:22:24

Investigan asesinato de Jaime Quiñónez

LaLa Policu00eda revisu00f3 el interior del restaurante donde fue asesinado Quiu00f1u00f3nez.  Cuatro empleados del local fueron detenidos por alterar la escena del  crimen.

Desconocidos asesinaron al ex boxeador. Ocurrió el sábado en un restaurante de La Mariscal. Cuatro

empleados fueron detenidos por alterar la escena del crimen.u00a0Tres de las cuatro balas que recibió Jaime 'La Bestia' Quiñónez fueron encontradas en el cuerpo del ex boxeador en la autopsia que le practicaron la mañana de ayer. Los médicos legistas las extrajeron. Dos estaban alojadas en la cabeza y otra en la región lumbar, en la parte baja de la espalda.

El cuerpo de Quiñónez tenía, además, otra herida de arma de fuego en el pecho, a la altura de una de sus clavículas. Esa bala entró y salió. La causa de la muerte fue una hemorragia cerebral.u00a0Dos pistolerosEl ex boxeador fue asesinado la noche del sábado cuando se encontraba en el restaurante de comida típica colombiana Los Arrieros, ubicado en la avenida

6 de Diciembre y Veintimilla, en el sector de La Mariscal, en el norte.

Según la Policía, el crimen ocurrió a las 19:10 cuando dos hombres, que habían estado también en el restaurante, le dispararon a quemarropa. Estos luego huyeron del lugar.

Quiñónez, dijo un uniformado, estaba acompañado. Según un testigo, luego de que se escucharan los cuatro disparos, los otros clientes del lugar se refugiaron en los baños.u00a0Cuando la Policía llegó al restaurante se encontró con que el cadáver de Quiñónez no estaba dentro del local sino en la vereda de la avenida 6 de Diciembre.

u00a0Los restos de sangre y otros indicios que los uniformados esperaban encontrar dentro del restaurante fueron limpiados antes de su llegada. Por eso cuatro empleados del local fueron detenidos bajo la sospecha de haber alterado la escena del crimen.

Estos fueron identificados como Mario V., Marco R., Jerson M. y Jonathan A.

u00a0Está todavía por determinarse quién sacó a la vereda

el cuerpo del ex boxeador. A los detenidos los deben haber sometido la noche de ayer a la respectiva audiencia. Este Diario no tuvo acceso a esa información.

u00a0InseguridadLa mañana de ayer Constanzo Quiñónez, hermano de Jaime, y otros familiares del ex boxeador fueron a la morgue a retirar el cadáver. Él se enteró del hecho a las 21:00 del sábado cuando un amigo lo llamó para avisarle. Yo no le creía, afirmó.Constanzo dijo ayer no poder confirmar si el boxeador había estado acompañado cuando le dispararon ni quiso dar mayores detalles de cómo ocurrió el hecho,

debido a que este está en investigación.u00a0El hombre recordó que cuando Jaime era niño, como hermano mayor quiso que se interesase en el fútbol. Yo le decía, ¿por qué vas a subirte a un ring con una persona que no te ha hecho nada y no la conoces y por dinero darle golpes? Le decía que piense en el fútbol, pero ya le había gustado el boxeo, contó.u00a0También se quejó de la inseguridad que dijo existe en el país y cuestionó los operativos de requisa de arma,

en alusión a los sujetos armados que victimaron a su hermano.u00a0Dedicado al showConstanzo contó que su hermano se estaba dedicando a organizar eventos artísticos. El jueves, dijo, fue la última vez que lo vio.Ese día lo acompañó a realizar unos trámites en el Municipio para la presentación de Diomedes Díaz, un artista colombiano intérprete de vallenatos. El viernes, agregó, el ex boxeador lo llamó para que le siga ayudando en los trámites pero no pudo acompañarlo. Tenía planeado ir hoy con Jaime a sacar el permiso de la Intendencia para el show.u00a0Cuando Jaime Quiñónez colgó los guantes se dedicó a varias actividades. Se lo recuerda como guardaespaldas de Alfonso Harb, cuando era vicepresidente de Barcelona. Constanzo contó que Jaime estuvo dedicado también a ser motivador.u00a0Según sus familiares, a Jaime le gustaba ir al restaurante donde fue asesinado. Quiñónez también iba frecuentemente a La Mariscal a divertirse.Constanzo dijo desconocer si su hermano tenía algún problema o había sido amenazado. Si yo hubiera sabido lo habría puesto a buen recaudo, señaló.u00a0El golpe más fuerte contra Jaime Quiñónez

Más de 100 personas, entre amigos y familiares, fueron al velatorio del ex campeón de boxeo. En la sala de velaciones 3, de la Funeraria Nacional, aproximadamente 40 personas daban ayer, a las 16:00, el último adiós a Jaime 'La Bestia' Quiñónez, quien fue en vida uno de los más conocidos boxeadores del país.u00a0Entre lágrimas, sus amigos y familiares aún no podían creer que su gran amigo y signo de inspiración ya no estaba junto a ellos, producto de una balacera. Fanny Pazmiño, esposa de Quiñónez, recordó a Jaime como un compañero y padre ejemplar.

Era cariñoso, bromista y siempre estaba junto a nosotros. A nuestro hijo (de 7 años) y a los dos míos los crió con un amor infinito, ellos están destrozados, afirmó Pazmiño.u00a0Lo mismo opinó René James, entrenador de toda la vida de Quiñónez, quien contó que para Jaime sus hijos eran lo más valioso. En total tenía cuatro hijos a quienes amaba con locura, para él ellos eran el más grande de sus triunfos. Siempre intentaba darles lo mejor, dijo.

Un símboloAdemás, James afirmó que ese amor infinito a su familia también lo compartía con sus amigos. Son más de 20 años que conozco a Jaime y era una persona que se hacía querer. No entiendo cómo pudo morir de esa manera, señaló James.

Él añadió que Quiñónez representó en su vida la más grande de sus alegrías profesionales, pues consiguieron el título interamericano de boxeo, estar en el puesto 14 del 'ranking' mundial y ser una inspiración para los boxeadores.

Como el caso de Humberto Toledo, campeón sudamericano, quien contó que 'La Bestia' siempre estuvo junto a él para apoyarle en sus entrenamientos. Él era un símbolo, era mi inspiración. Venía a los entrenamientos a aconsejarme en lo profesional y personal; siempre con un buen chiste, aseguró.u00a0Y no es el único, Maximiliano James, campeón sudamericano y latinoamericano de boxeo, también reconoció que Quiñónez marcó su vida. Esta pérdida es muy grande, esto no puede quedar en la impunidad, dijo Maximiliano.

Estaba previsto que Segundo Mercado, otro recordado boxeador y amigo de Jaime Quiñónez, arribara esta madrugada a Quito para acompañar a la familia en el velatorio. Segundo está muy consternado por lo que ha sucedido, él quería mucho a Jaimito. A eso de las 15:00 (de ayer) salió de Guayaquil en bus, aseguró René James.u00a0Está planificado que la velación de Quiñónez dure

hasta hoy, para permitir que se despidan del boxeador. Eso sí, todos afirman que él seguirá viviendo en su corazón, como el campeón que siempre fue.u00a0Fue campeón continental hace 13 añosu00a0Jaime Quiñónez fácilmente podía pasar por un George Foreman andino. De similar presencia física a Big George, su carrera boxística no tiene picos altos como los de Jaime Valladares, Eugenio Espinoza o Miguel Herrera. Sin embargo, se destacó por su carisma y una contextura que difícilmente le permitía pasar desapercibido.u00a0Este boxeador quinindeño se crió en la escuela del boxeo amateur. Recordaba haber dado sus primeros golpes cuando tenía nueve años, naturalmente sin la guía profesional del caso. Solamente lo hacía por intuición.u00a0A los 11 años ingresó a una selección de su cantón en forma accidental (faltó uno de los boxeadores titulares) y de ahí arrancó con su preparación, que lo llevó a ganar torneos nacionales, como el Guantes de Oro. Su paso por el boxeo amateur fue breve, porque a los 19 años ya buscaba un sitial dentro del profesionalismo.u00a0Su carrera tiene marcados eventos importantes, como el título latinoamericano de peso crucero que logró frente al estadounidense Willy Driver, en la plaza de toros Quito, el 25 de octubre de 1997. Este cinturón lo logró bajo el amparo de la Federación Internacional de Boxeo.u00a0El 14 de noviembre de 1998, perdió la corona frente a David Vallejo, de República Dominicana. Pero pocos meses después, en abril de 1999, se tomó la revancha frente al boxeador caribeño.u00a0La última defensa de este título continental la realizó frente al panameño Luis Andrés Pineda, con quien perdió un 20 de noviembre de 1999. Hasta el 2009 intentó volver a los primeros planos, sin éxito.u00a0¿Qué opina de este caso de asesinato? Déjenos su comentariou00a0Noticia relacionada: Cuatro disparos acabaron con la 'Bestia' Quiñónez CONTENIDO MULTIMEDIA GALERÍA DE FOTOS{loadposition gal82-Asesinato}