Noticias
6 de marzo de 2017 13:20

¿Cómo responder ante una mala evaluación laboral?

Foto: tomada de Internet

Foto: tomada de Internet

Redacción El jefe eres tú

Los empleados no son perfectos; cada uno tiene sus fortalezas y debilidades, pero al momento de que el jefe le comunique estas últimas tras una evaluación, las mismas pueden considerarse como un ataque personal.

En las empresas cada vez es más común que se realicen evaluaciones al personal por lo que es importante recibirlas con calma y evitando reaccionar inmediatamente y contestar con “la cabeza caliente”, si es que los resultados son negativos o al menos diferentes a lo esperado.

Javier Verdesoto, gerente de la firma especializada Nexus, explica que es parte del proceso de enseñanza que el jefe evalúe el desempeño de sus colaboradores. Sin embargo, señala el experto, es importante tener en cuenta que durante esa etapa se debe comunicar las debilidades al colaborador de una manera objetiva, para que pueda aprender y mejorar de sus errores.

Sin duda, la actitud profesional del colaborador también es fundamental en este proceso, según explica Christian Lascano, gerente de Hunter and Hunter. Él asegura que el colaborador debe estar abierto a las críticas constructivas, evitando tomar las evaluaciones como un tema personal.

Para evitar los malos entendidos en este sentido tome en cuenta estos consejos.

Las pepas

Escuchar.  Sea receptivo con la información de su jefe. Esto es importante porque usted debe estar en la capacidad de escuchar no solo sobre sus fortalezas, sino también sobre sus debilidades.

Profesional.  Tome las sugerencias de su jefe sobre sus debilidades como algo profesional y no personal. Si lo considera ataque puede dañar la relación y afectar el ambiente de trabajo.

Preguntas.  Usted tiene derecho a replicar sobre las evaluaciones a las que sea sometido. Con calma y respeto, pregunte a su jefe por qué considera que usted tiene esas fallas y cómo pueden trabajar juntos para superarlas.

Reunión.  Cuando tenga todo claro en relación a la evaluación, solicite una reunión con sus compañeros para que ellos también le den sus aportes sobre cómo mejorar.
Positivismo.  Pese a que este tipo de información puede afectarle emocionalmente, tome las críticas con positivismo y véalas como una oportunidad de mejorar en un futuro.

Evaluación.  Usted también debe ser parte de la solución. Por eso se recomienda trabajar en evaluaciones periódicas para revisar sus avances en la mejora de sus debilidades. 

Transparencia. De su parte, los jefes deben ser transparentes cuando hablan con su colaborador sobre sus debilidades; eso sí debe hacerlo con tino sabiendo que es un tema sensible. Para esto deben hacer una evaluación justa y objetiva sin tomar en consideración temas personales.

Compromisos.  El colaborador debe comprometerse a mejorar y buscar superar sus debilidades. Para eso hay que plantear nuevas estrategias.
Equipo.  El trabajo en equipo es necesario por lo que se debe dar seguimiento a los acuerdos para que se cumplan con apoyo de los compañeros.