Vida Sana
25 de septiembre de 2018 15:14

Coma sanito para que el cuerpo esté 'pepa'

Puede correr, ciclear, realizar aeróbicos, fútbol o básquet, acompañado para  hacer más entretenida la actividad física. Foto: Pixabay

Puede correr, ciclear, realizar aeróbicos, fútbol o básquet, acompañado para hacer más entretenida la actividad física. Foto: Pixabay

Redacción Vida Sana
(I)

Realizar actividades físicas en clima frío, en ocasiones, suele convertirse en una situación incómoda o no deseada para muchos, ya que la lluvia o los vientos fuertes hacen que las personas pongan pretextos para no salir de casa a realizar los diferentes ejercicios. Desa­nimados se dejan ganar por la pereza o el frío, sin saber que las bajas temperaturas son ideales y adecuadas para entrenarse y rendir al máximo.

Según la nutricionista Cristina Calderón Rojas existen varias maneras de ejercitarse de manera correcta durante la temporada fría. Uno de los puntos más importantes es mantener una buena alimentación que motive las actividades deportivas.

Calderón recomienda una dieta rica en vitamina C: guayaba, kiwi, papaya o pimiento. Esto, con el fin de evitar la hipotermia o enfermedades respiratorias provocadas por frío o lloviznas. Además, sugiere alimentos que ayuden a incrementar las defensas del cuerpo, por ejemplo los cítricos, como: naranja, mandarina, toronja o limón.

La especialista sostiene que antes de empezar a entrenarse se deben consumir porciones no muy cargadas de carbohidratos, como: galletas, arroz, pasta o cereal integral, también sugiere papas con cáscara.

Practicar actividades deportivas en clima frío suele generar ansiedad y deseos de consumir dulces, mismos que no son muy recomendables. En este caso, lo ideal para reemplazarlos sería consumir alimentos altos en fibra, ya que estos ayudarán a controlar la ansiedad y brindarán al cuerpo una protección adecuada para el frío, vientos o lluvias.

Hidratarse correctamente, antes, durante y después de realizar la actividad física -incluso si no se encuentra sediento- es fundamental, ya que debido a las bajas temperaturas el metabolismo utiliza más energía para mantener el calor corporal.

Por ello, lo recomendable es realizar infusiones de: manzanilla, sábila, té verde o rojo, entre otras, para ingerirlas tibias o calientes con el fin de aclimatar la parte interna del organismo. Después del ejercicio se debe beber poco a poco el líquido, en pequeños sorbos, para no provocar un golpe de calor o shock térmico. Lo correcto es enfriarse adecuadamente y luego ingerir el líquido.

Usted tiene varias opciones de actividad física para realizar en exteriores, como por ejemplo: ciclismo, fútbol, básquet, running o aeróbicos. El acompañamiento de la familia o de los amigos las hace mucho más entretenidas, a pesar del clima frío que suele reinar en la capital.

Infusiones

Beber pausadamente infusiones de agua durante y después del ejercicio ayuda a hidratarse y a mantener la temperatura corporal.

Cítricos

Durante el ejercicio, alimentos que ayuden a incrementar las defensas del cuerpo, como naranja, mandarina, toronja o limón.

Carbohidratos

Antes del ejercicio es recomendable consumir porciones no muy cargadas de carbohidratos, como galletas, arroz o papas con cáscara.