Vida Sana
10 de julio de 2018 16:04

Evite la pérdida del cabello

Imagen referencial. El 50% de las mujeres sufre de alopecia, en mayor o menor medida, en algún punto de su vida. Foto: Pixnio

Imagen referencial. El 50% de las mujeres sufre de alopecia, en mayor o menor medida, en algún punto de su vida. Foto: Pixnio

Redacción Últimas Noticias
(I)

La caída del pelo es una de las preocupaciones más frecuentes, de acuerdo a un reporte de Google del 2016. Según este documento, la mayor parte de búsquedas que se registraron en ese año se relacionan al tema de la pérdida del cabello y la calvicie.

La caída diaria de hebras de pelo es normal, pero hay que preocuparse cuando: se encuentra cantidades visibles de cabello en la almohada al levantarse, sentir picazón u otras molestias en el cuero cabelludo y tener exceso de caspa o grasa.

En el caso de los hombres, otro síntoma son las entradas en la parte frontal o en la coronilla. Mientras tanto, otra señal para las mujeres es el debilitamiento y la pérdida de grosor del pelo.

Gregory Celis, de Laboratorios Bagó, dice que la caída patológica del pelo es conocida como alopecia. Si bien una de las causas más frecuentes es la genética, el experto aclara que no se hereda la alopecia, sino la predisposición. Los hombres la heredan por vía materna.

El estrés es otra importante causa de la alopecia, pues puede producir cambios hormonales al punto de afectar el proceso normal de la pérdida del cabello en ambos sexos. La falta de higiene, la contaminación por virus y bacterias, la mala alimentación, los cambios hormonales durante el embarazo y las enfermedades autoinmunes capilares son otros motivos de la calvicie.

Si bien hay al menos seis tipos de alopecia, la más frecuente es la androgenética o calvicie común. En lo hombres se produce por la reducción de la testosterona y en las mujeres es provocada por la degradación de los folículos pilosos, principalmente después de la menopausia.

La prevención de la pérdida del cabello depende de llevar un estilo de vida sano, pero también de una consulta a tiempo con un dermatólogo, para seguir un tratamiento para evitar la caída y fortalecerlo.

Prevención

Aseo. Mantener la higiene ayuda a mantener la salud del cuero cabelludo.

Nutrición. La alimentación equilibrada es clave. Evitar las grasas y la comida chatarra. No fumar.

Señales. En caso de una infección en el cuero cabelludo, tratar a tiempo el problema. Ante los primeros síntomas de alopecia, buscar ayuda médica.