El Jefe Eres Tú
3 de diciembre de 2018 15:27

Que el presupuesto no frene sus vacaciones

Imagen referencial. Si está con poco dinero no se preocupe. Foto: Pixnio

Imagen referencial. Si está con poco dinero no se preocupe. Foto: Pixnio

Redacción El jefe eres tú
(I)

No siempre es posible salir de la ciudad para disfrutar de unas vacaciones. En ocasiones, la falta de dinero juega en contra y corta los planes.

Hoy en día, gracias a las redes sociales y las nuevas tecnologías, es más fácil planificar un viaje de bajo presupuesto, por unos tres o cuatro días. Este fin de año es una oportunidad.

No es necesario viajar muchas horas, ni estresarse por pasajes en avión u hoteles. La clave está en planificar con anticipación: eso implica averiguar sobre el destino al que piensa ir, medios de transporte que puede usar, hospedaje, etc.

Es importante que todo lo haga con tiempo porque durante el feriado de año nuevo los destinos turísticos suelen estar abarrotados. Además, conseguirá precios más bajos y no tendrá que estar deambulando buscando un hotel.

Si viaja en grupo puede dividir gastos de alimentación, por ejemplo.

Lo importante es que viaje seguro y que el bolsillo no resulte afectado por el gusto de unas vacaciones.

Cinco puntos fundamentales

Comida:
 Es recomendable evitar los restaurantes turísticos y pedir referencia a la gente local que conoce las huecas y lugares baratos. Otra opción es comprar en supermercados y cocinar. Así lo recomienda el portal 24horas.cl

Alojamiento: Existen opciones para dormir barato y que no necesariamente son los hoteles. Las hostales turísticas son la alternativa más económica. Son más pequeños que otros centros de hospedaje, tienen un ambiente mucho más comunitario y amigable y reciben a gente de todas las edades e, incluso, mascotas.

Transporte: Para recorrer un lugar lo más importante es caminar; no hay nada mejor para conocer un destino que visitarlo de punta a punta. También está la opción de arrendar bicicletas.

Dinero: No cambie plata en el aeropuerto, ya que suele ser más caro. Espere a llegar al centro de la ciudad y recorrer las casas de cambio.

Planificación: Lea sobre el destino. De allí se obtienen consejos de las experiencias de otros viajeros, que pueden ayudar a planificar la travesía, evitar malos ratos y ahorrar tiempo y dinero.