Las Últimas
9 de octubre de 2018 10:59

Un tribunal dio la razón a Rafael Correa

En Bélgica, país de origen de su esposa, Rafael Correa espera si la justicia de Ecuador le abre juicio. Foto: archivo / ÚN

En Bélgica, país de origen de su esposa, Rafael Correa espera si la justicia de Ecuador le abre juicio. Foto: archivo / ÚN

Agencia AFP

La justicia belga condenó este martes 9 de octubre del 2018 a un periodista ecuatoriano por amenazar al expresidente Rafael Correa y a su hija, en la localidad de Bélgica donde reside desde su retirada del poder en 2017.

El tribunal de primera instancia del Brabante Valón, provincia al sur de Bruselas, consideró a Ramiro Cueva culpable de un delito de amenazas, pero suspendió la ejecución de la pena al no contar con antecedentes en Bélgica.

“El tribunal condenó a Cueva por los insultos y amenazas que pronunció contra el presidente Correa y reconoció que Cueva mintió”, indicó el abogado de la acusación, Christophe Marchand, al término de la audiencia en Nivelles.

Los hechos remontan al 8 de julio, cuando el acusado habría intimidado al exjefe de Estado de Ecuador y a su hija en Lovaina la Nueva, donde residen, al llevarse repetidamente la mano a la cintura haciendo ver que llevaba un arma.

La juez estima en el fallo que Cueva “buscó intimidar” y “crear un sentimiento de inquietud” en los demandantes, independientemente de si el acusado llevaba una arma.

El tribunal se basa en el testimonio de testigos y en la revisión de videos filmados por Cueva y por Correa. En uno de ellos, el periodista, que fue controlado al intentar huir, mostraría que no portaba un arma, sino su billetera.

Pese la “gravedad de los hechos” y las explicaciones “poco creíbles” del acusado, que dijo haberse encontrado casualmente con el exmandatario, la juez suspende la ejecución de la pena por tres años.

El tribunal considera además que se trata de un incidente aislado” y estima también la ausencia de antecedentes en Bélgica de Cueva, residente en Ecuador, y su voluntad de enmendarse.

La magistrada, que descarta el delito de “agresión con lesiones” que pedía la acusación, le impone además a Cueva el pago de 1 000 euros a los demandantes y otros 440 euros por los gastos del juicio.

Corre presentó otra denuncia contra Ramiro Cueva ante el mismo tribunal y su abogado Marchand indicó que presentarán una nueva demanda contra el periodista por haber manipulado el sonido de uno de los videos que presentó durante el juicio.