El Jefe Eres Tú
2 de enero de 2019 15:20

Cinco metas para un 2019 con éxito económico

Imagen referencial. Comience el año adoptando hábitos sencillos que le permitirán tener un mejor manejo del dinero. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Comience el año adoptando hábitos sencillos que le permitirán tener un mejor manejo del dinero. Foto: Pixabay

Redacción El jefe eres tú
(I)

Con el entusiasmo de la llegada de un nuevo año, viene también el ímpetu por fijarse metas.

Está bien que opte por los clásicos objetivos de nuevo año como ir al gimnasio o ser puntual, pero no deje de lado su economía.

Para Gonzalo Cucalón, gerente de la casa de valores Banrío, la meta financiera más importante es aprender a llevar un presupuesto mensual, pues quienes más problemas tienen en sus finanzas son aquellos que no tienen esta costumbre.

“Solo así podremos conocer la verdadera situación de nuestras finanzas e identificar gastos innecesarios que podríamos recortar”, añade.

Es sencillo recordar los gastos fijos y fuertes, pero para alcanzar esta meta es clave que adopte el hábito de registrar los pequeños gastos diarios que se conocen como “hormiga”: el café que se tomó en la tarde, el esfero que compró, entre otros.

Intente poner en práctica estas cinco metas este año.

Metas financieras

Registro
. ¿Sabe cuánto gasta en comprar café al mes? Fíjese como meta adoptar el hábito de anotar a diario los gastos pequeños en los que incurre, porque al acumularse, representan un peso mensual que podría reducir si es consciente de que está gastando demasiado.

Presupuesto. No tiene por qué hacerlo el primer día del nuevo año. Puede comenzar cualquier día o mes del año. El presupuesto consiste en llevar registro de sus ingresos y restar sus gastos para que esté al tanto de cuánto dinero tiene disponible.

Ahorre. Destine un porcentaje de sus ingresos al ahorro. Lo ideal es entre un 10% y 20%. Si no lo ha hecho antes será un tanto difícil, pero puede buscar mecanismos como cuentas de ahorro programado.

Deudas. Las deudas no son malas de por sí. Lo malo es endeudarse más allá de su capacidad de pago. Si esto le pasó en el 2018, propóngase librarse de ellas. Lo recomendable es pagar primero los compromisos más caros; es decir, esos que tienen plazos más cortos e intereses más altos.

Invierta. Si durante el 2018 logró ahorrar recursos, destínelos a hacer crecer su patrimonio. Invierta en la entrada de un terreno, la entrada para una casa o un negocio. Evite, por ejemplo, gastar su ahorro en bienes que se devalúan como los vehículos.