Las Últimas
11 de enero de 2019 10:17

En La Luz piden que ya retiren una caseta

Vehículos deben esperar que uno del sentido contrario pase para avanzar. Foto: ÚN

Vehículos deben esperar que uno del sentido contrario pase para avanzar. Foto: ÚN

Daniel Romero

Los moradores y comerciantes en la calle Ramos, en el sector de la Luz (norte de Quito), están molestos con una caseta ubicada en uno de los carriles.

Dicha caseta protege los trabajos de construcción de un pozo que permite bajar el material y a los trabajadores de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps). Por debajo de un tramo de 3 kilómetros de la av. Galo Plaza Lasso se construye un colector de alivio, a cargo de esa empresa municipal.

Para la instalación de esa caseta, se cerró un tramo de la Ramos, entre la Galo Plaza y la Francisco Guarderas. Debido a esto, los vehículos se ven obligados a invadir vía para cruzar.

Israel Reyes tiene un negocio de venta y reparación de bicicletas en la Ramos y av. Galo Plaza Lasso. Él cuenta que, en las horas pico, se genera congestión porque al tener solo el carril del sentido oriente-occidente, los autos deben esperar por paso.

Ese no es el único problema. Reyes dice que en los últimos días han soportado malos olores. “No sé si sea por las lluvias pero sale un mal olor desde ese pozo”.

José Burbano, subgerente de Contrataciones de la Epmaps, dice que mañana se retirará esa caseta porque ya se terminó el tramo del colector bajo ese punto.
El objetivo de esa obra, dice Burbano, es que ya no haya acumulación de agua en las calles por las lluvias propias del invierno.

La obra completa se terminará en febrero del próximo año.

El dato La construcción del colector de 3 kilómetros por debajo de la av. Galo Plaza Lasso cuesta USD 4,3 millones y se terminará en febrero del próximo año, según la Epmaps.