Vida Sana
9 de octubre de 2018 15:53

La luz violeta es dañina para la retina

Imagen referencial. El uso de los dispositivos electrónicos incrementa la posibilidad de que haya daño retinal, inmunodefiiencia y estrés. Foto: Pixabay

Imagen referencial. El uso de los dispositivos electrónicos incrementa la posibilidad de que haya daño retinal, inmunodefiiencia y estrés. Foto: Pixabay

Ana Cristina Alvarado
(I)

El uso de los dispositivos digitales ha provocado un incremento radical de la exposición de los ojos a la luz azul. Las investigaciones actuales indican que esta sobreexposición causa la muerte de las células retinales. Sin embargo, no toda la luz azul es mala, por lo que no hay que bloquearla, sino solo filtrarla.

La luz azul es una parte del espectro de la luz, cuya longitud de onda se sitúa entre 380 y 500 nanómetros. Es emitida también por el sol, pero su fuente principal son las luminosidades artificiales como: bombillas LED y pantallas de tabletas, televisores, ordenadores o ‘smartphones’.

En 2008, el Instituto de la Visión de París en colaboración con Essilor exploraron qué longitudes de onda de la luz visible provocan la mayoría de muertes de las células retinales.

“Tras cuatro años de investigación identificaron que el pico de muerte celular se produce con ondas que se encuentran a 435 nm (luz violeta), mientras que la gama de ondas turquesa, entre 465 y 495 nm, son benéficas para la salud, aportando al ciclo circadiano del sueño”, explicó Alejandro Lalama, optómetra de Óptica Los Andes.

Por ello, la recomendación es adquirir lentes o gafas que filtren la luz azul, para que solo pase la luz turquesa, que es la buena.